HRW pide a Bachelet que condene represión en Cuba

La ONG, que ha seguido el curso de las protestas desde el inicio, pide a la alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos que "rompa el silencio" sobre Cuba.
Michelle-Bachelet
 

Reproduce este artículo

La organización pro-derechos humanos Human Rights Watch urgió este 14 de julio a Michelle Bachelet a que se pronuncie contra la represión en Cuba durante las jornadas de protestas.

“Bachelet no ha denunciado las violaciones de derechos humanos en Cuba desde que asumió como alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU. ¿Romperá el silencio ahora que el gobierno cubano está tomando medidas enérgicas contra las mayores protestas en el país en décadas?”, declaró el director para las Américas de HRW, José M. Vivanco.

La ONG ha reportado constantemente las violaciones de derechos humanos de las cuales tiene noticias desde que comenzaran las protestas en Cuba el 11 de julio, reprimidas violentamente casi desde el inicio por fuerzas del orden público.

Amnistía Internacional también se pronunció sobre estos sucesos, considerados por expertos como el estallido social más grande de los últimos 60 años en el país.

“Increíble y poderosa protesta espontánea en Cuba, decenas de personas ejerciendo sus DDHH a la libertad de expresión y asamblea pacífica. Bajo un gobierno que les ha silenciado y castigado por levantar la voz”, expresó Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de la ONG.

El presidente estadounidense, Joe Biden, instó al gobierno cubano a escuchar el reclamo de la ciudadanía y detener los actos violentos de sus seguidores y uniformados el pasado 11 de julio.

Las protestas llegan este miércoles a su cuarta jornada, sin que parezcan disminuir en intensidad y extensión, según los reportes que llegan desde la isla.

La Habana, capital de Cuba, está entre los epicentros del levantamiento popular; barrios de la periferia, los más golpeados por la crisis económica, se alzaron el domingo y el lunes. Las imágenes muestran a las fuerzas antimotines repartiendo golpes y llevándose a jóvenes a la cárcel.

El régimen cortó el servicio de internet, según fuentes especializadas, para evitar que trasluciera el alcance del estallido y la represión, pero la información continúa filtrándose hacia los medios independientes.

Las manifestaciones más importantes, que agrupan a miles de personas en las calles, han tenido lugar en San Antonio de los Baños, Palma Soriano, Alquízar, Güira de Melena, Bauta, San José de las Lajas, Camagüey, Matanzas, Santiago de Cuba, Güines, Santa Clara, Cárdenas, Holguín, La Habana y Bayamo.

El 13 de julio el gobierno reconoció la muerte de Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio habanero Arroyo Naranjo, aunque la atribuyó a “elementos antisociales y delincuenciales”.