“Hay descontento, la gente no se resigna a pasar hambre”

Un activista guantanamero considera que el que algunos cubanos crean el discurso oficial y culpen a los "coleros" del desabastecimiento, y los ataquen, es fruto de una estrategia del régimen de "echar a fajarse a los cubanos" para que no se unan en su descontento
Algunos cubanos creen el discurso oficial y culpan a los revendedores del desabastecimiento
 

Reproduce este artículo

El activista cubano y defensor de los derechos humanos Yordis García Fournier afirmó que en Cuba hay un descontento muy visible porque “la gente no se resigna a pasar hambre”, y esa es la razón por la que el régimen ha hecho de los “coleros” y revendedores el enemigo público número uno en estos tiempos de COVID-19.

El discurso oficial ha arremetido contra esos roles informales, a los que culpa junto al embargo estadounidense de la escasez y el desabastecimiento generalizado, y ha sabido canalizar la frustración y la molestia popular para enfrentar a los cubanos entre sí, impidiendo que se unan y materialicen un estallido social para tratar de revertir el sistema y sus continuas crisis.

Según declaró García Fournier ante las cámaras de Cubanet, las brigadas de respuesta rápida para enfrentar a los coleros son una de las prácticas comunes del país, remanente de la política “fidelista” y su afición a los métodos estalinistas

El régimen sabe del descontento que hay y acude a echar a fajar a los cubanos, para que no se unan, porque existe un descontento popular que es visible. “Dondequiera la gente habla de la crisis. No se resigna a pasar hambre, por lo que seguirán metiendo gente para las prisiones”, dijo el activista, quien está seguro de que el gobierno de la isla teme a un estallido social generado por el descontento de la población debido al desabastecimiento y la crisis.

Sin embargo, García Fournier cree que hasta cierto punto la crisis es “inducida por el propio gobierno”. “Se dice que hay cosas en los almecenes, eso no es nuevo. Los cubanos están aquí, están en el barrio, trabajan en almacenes, se lo dicen a familiares y vecinos. 

Entonces la crisis es creada por el gobierno, obviamente con una motivación y un matiz político, porque es necesario justificar su discurso en contra del embargo, para ellos tener su política exterior basada en eso”, concluyó.

Recomendaciones

 

Relacionados