“Hace rato dejé de escuchar a Buena Fe”

“Corrí mucho detrás de sus conciertos, me mojé, sudé, gasté plata y hasta recibí un póster dedicado a mí y mi hijo, pero hace rato que lo boté para donde se merece, para la basura...”, señaló un cubano en redes sociales
Imagen del dúo musical Buena fe en la basura. Foto: Facebook/Leonardo Rodríguez Alonso
 

Reproduce este artículo

El cantante Israel Rojas, una de las voces líderes del grupo Buena Fe, continúa recibiendo críticas por sus pronunciamientos a favor del régimen castrista, la falta de libertades fundamentales en la isla; y más recientemente, por haber apoyado la represión policial y de funcionarios contra un grupo de artistas y activistas a las afueras del Ministerio de Cultura (Mincult), el pasado 27 de enero en La Habana.

Leonardo Rodríguez Alonso, quien según describe en su perfil en Facebook reside en el municipio de Camajuaní, en Villa Clara, publicó en esta red social el pasado día 31 de enero: “hace rato dejé de escuchar a Mala Fe”, aludiendo al nombre de la banda musical que hace alrededor de una década atrás, alcanzó los primeros puestos en las listas de popularidad del país.

“Corrí mucho detrás de sus conciertos, me mojé, sudé, gasté plata y hasta recibí un póster dedicado a mí y mi hijo, pero hace rato que lo boté para donde se merece, para la basura...”, señaló Rodríguez Alonso.

El villaclareño comentó además: “Me parecían honestos, eran críticos de lo mal hecho. Hoy me percato que hay un ejército de críticos que son los más serviles a quienes critican, una especie de quinta columna para consumar la gran traición”.

Ahora Israel Rojas se ha puesto descaradamente de parte de Alpidio (Manotazo) Alonso, nada menos que un ministro de Cultura agrediendo a un joven periodista que sólo quiere conversar. Israel se ha puesto de parte del agresor y desprecia a los suyos, a los malolientes de la zanja, a los ciegos con catalejos, a la desaparición del mamífero nacional, pero sobretodo a los que dicen: DEJAME ENTRAR, que tienen también derecho (…)”, concluyó Rodríguez Alonso.

Rojas justificó en televisión nacional el actuar violento de los funcionarios de Cultura, incluidos Ministro y Vice-Ministros, ante la protesta pacífica de jóvenes en las afueras de su institución.

Según el músico, entrevistado por el órgano de propaganda del régimen, “lo que pasa es que se dialoga con quien se quiera dialogar. Para que se establezca un diálogo, primeramente tienen que haber condiciones preexistentes, elementales. Se dialoga porque se quiere llegar a algún lugar, se quiere construir algo, se quiere buscar un entendimiento, salir del cero hacia un número positivo".

Para el intérprete de “Buena Fe” el Ministro de Cultura, Alpidio Alonso y el resto de funcionarios violentos sí son gente dispuesta a dialogar, porque no son “gente inalcanzable, que no tenga un espacio de diálogo, que no te convoca a ir y no te da una fecha y un momento".

Sin embargo ante las protestas pacíficas, el “grandioso” Ministro a la primera no dio la cara y a la segunda salió como un dinosaurio que no tiene el mínimo ánimo de paz y reconciliación entre generaciones que definitivamente están divididas en la isla.

Rojas no solo justificó a los funcionarios, sino que negó que se hubiese actuado de manera violenta, obviando los miles de videos que son muestra inequívoca del actuar violento de los funcionarios públicos del Mincult.

El régimen cubano insiste con sus reportes de prensa en ocultar las peticiones de libertad de expresión, creación y el cese del acoso a los artistas y activistas independientes, y cuando lo mencionan, lo hacen solamente para criminalizar esas peticiones.

Israel Rojas no es la primera vez que se pone de parte de los represores del Castrismo a quienes evidentemente les debe mucho.