Gritos sin sonido: una muestra cartelística en homenaje al 11J

Auspiciada por Victims of Communism Memorial Foundation y Umbrella Art Foundation, la muestra reunirá carteles que rinden tributo a este acontecimiento.
Gritos sin Sonido
 

Reproduce este artículo

En conmemoración de las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021 en Cuba, organizaciones de la sociedad civil presentarán este 10 de julio en Miami la exposición “Gritos sin Sonido”.

Auspiciada por Victims of Communism Memorial Foundation y Umbrella Art Foundation, la muestra reunirá carteles que rinden tributo a este acontecimiento tan importante para la nación cubana.

Según los organizadores, el uso de carteles es una respuesta a la utilización de este medio de expresión por el régimen cubano desde sus inicios.

En épocas recientes ha emergido un movimiento de jóvenes gráficos cubanos que con su obra cartelística han documentado los sucesos de indignación nacional contra el comunismo, han usado su obra para visibilizar causas y presos políticos, y han logrado ser la memoria activa de esta sociedad civil condenada al silencio por parte del régimen de La Habana.

“Por esta razón, queremos usar esta técnica para homenajear a todos esos cubanos que se levantaron el 11 de Julio, y todos esos presos políticos que sumaron miles, y que cientos de ellos quedan en la cárcel, incluyendo menores de edad”, precisa el texto.

El espacio es al aire libre y busca un modo distinto de exposición, fuera de galerías y museos, que dialogue con el transeúnte, que interactúe con un espectador más amplio.

“Por esta razón también podremos ver lecturas de poesías, performances, rap y una mezcla de música protesta cubana que se ha producido recientemente, demostrando la fuerza y el deseo de libertad indiscutible del pueblo cubano”, precisa una nota de prensa de los organizadores.

Participarán los artistas Yasser Castellanos, Luis Luisovoch (Feca), El Annelys Casanova, Ana Olema, Day H, Lexter Savio, Kiele, David D’Omni, el grupo En Cualquier Esquina Club, entre otros.   

Las protestas de julio comenzaron en San Antonio de los Baños, un pueblo ubicado en la provincia Artemisa, y se extendieron a decenas de localidades del país. Según expertos, se trata del estallido social más grande en la historia del socialismo cubano.

El Gobierno reconoció la muerte de una persona, Diubis Laurencio Tejeda, de 36 años y residente en el municipio habanero Arroyo Naranjo, de quien no se mencionaron causas del deceso en la nota oficial.