Gobierno cubano pone topes al precio de productos en negocios privados
En Las Tunas y Pinar del Río, los gobiernos locales han anunciado un listado de productos con sus precios máximos en los negocios de cuentapropistas.
Gobierno cubano pone topes al precio de productos en negocios privados
 

Reproduce este artículo

Tras haber regulado los precios estatales, el gobierno cubano ha comenzado a poner topes a los precios de los productos que se comercializan en los establecimientos privados de todo el país, mientras los medios oficialistas van anunciando poco a poco la nueva medida en cada provincia.

En Las Tunas, el Consejo de la Administración publicó un listado de productos con sus precios máximos, alegando que con esa medida "se busca no afectar los ingresos de los trabajadores por cuenta propia y al mismo tiempo mantener precios asequibles a la población".

El anunció aclara que se busca "poner fin al desmedido aumento que han tenido en los últimos meses varias actividades ejercidas por esta parte del sector no estatal, lo cual ha sido cuestionado y criticado por la población, ya que hasta la fecha estas situaciones no habían sido enfrentadas."

El listado, que cubre más de medio centenar de productos, sobre todo alimentos, rebaja algunos de los precios hoy vigentes, algunos de ellos (como una taza de café) a la mitad de su costo actual.

Por su parte, en Pinar del Río, Tele Pinar anunció un listado de precios de varios alimentos y bebidas, aprobado por el Consejo de la Administración en Pinar del Río, que entrará en vigor a partir del próximo 1 de agosto.

En el caso de las cervezas Bucanero y Cristal (tanto la de botella como la de lata) podrá comercializarse a 30 pesos en moneda nacional. En las tiendas y mercados estatales esta se vende por un valor de 25 pesos.

La medida parece que será extensiva a todas las provincias, aunque hasta el momento las autoridades no han aclarado si cada provincia tendrá o no los mismos topes de precio.

El anuncio de un listado de precios viene acompañado por la creación de grupos de inspectores de las direcciones municipales y provinciales de Finanzas y Precios y por un llamado a que la población denuncie alteraciones de lo dispuesto, para lo cual se habilitaron teléfonos y cuentas de correos electrónicos.

Tras el anuncio del incremento salarial de los trabajadores estatales, el Gobierno cubano aseguró que habría un fuerte control de los precios minoristas. El gobernante Miguel Díaz-Canel también llamó hace poco a evitar la "inflación", durante una intervención trasmitida por la televisión estatal.