Unpacu pide a Suecia que fondos para Cuba se entreguen a la sociedad civil

La organización opositora denunció que el financiamiento entregado al país, solo “empodera al gobierno y su estructura de control y se frenan todos los intentos de democratización”
Activistas de UNPACU escriben "Patria y Vida" en los muros de la sede de la organización.
 

Reproduce este artículo

La Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) solicitó al gobierno del Reino de Suecia que los fondos por concepto de colaboración y asistencia económica que prevé entregar al régimen castrista, sean destinados para apoyar a asociaciones de la sociedad civil

La organización opositora denunció que el financiamiento entregado al país, solo “empodera al gobierno y su estructura de control y de hecho se frenan todos los intentos de democratización”.

“En Cuba el espacio cívico y democrático dejó de existir a partir de 1959 con la desaparición del Derecho de Estado y el posicionamiento del Partido Comunista como el rector de la sociedad cubana”, se precisó en una carta –citada por Radio Televisión Martí- firmada en Estocolmo por Jorge Luis Valdés Villazán, coordinador de la Unpacu en Suecia  y enviada vía email al Ministerio Sueco de Asuntos Exteriores el 8 de junio, dos días antes de que el Parlamento Europeo expusiera su Resolución conjunta sobre los derechos humanos y la situación política en la Isla.

En el mensaje, la Unpacu resaltó que las organizaciones regidas por el Estado cubano como la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), la Asociación de Juristas de Cuba, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), entre otras, “son dirigidas y administradas por el Partido Comunista” y operan con las indicaciones totalitarias del régimen. “Por lo tanto, no representan en ningún momento a la sociedad civil”, se advierte en la misiva.

A mediados de mayo la Cancillería sueca anunció sobre una estrategia de contribución económica con Cuba durante el período 2021-2025, la cual contempla un monto valorado en 175 millones de coronas (alrededor de 85,479 dólares), con el objetivo de “mejorar las condiciones de personas que viven en la pobreza y la opresión”.

El financiamiento se basa en los principios de “la Agenda 2030, la Agenda de Acción de Addis Abeba y el Acuerdo Climático de París”.

De acuerdo a la Resolución sueca la ayuda sería distribuida por la Junta de Cooperación Internacional para el Desarrollo (ASDI) y debe estar enfocada en favorecer el fortalecimiento de la democracia e igualdad de género en el país; así como el respeto por los derechos humanos, el establecimiento de un estado de derecho y otros requerimientos.

Ante la implementación de la estrategia y la entrega de los fondos, la Unpacu advierte al gobierno sueco que “el concepto de sociedad civil de la Unión Europea, en este marco de trabajo con Cuba, ha sido mal interpretado por la ASDI y por la propia Europa, a partir de la manipulación que el régimen cubano infiere a ese concepto en la Constitución cubana sobre las regulaciones de las asociaciones y creación de una sociedad civil”, ya que no cuentan con autonomía propia, independencia ni representación jurídica.

En su misiva, la Unpacu, coordinada a nivel nacional por el ex prisionero político José Daniel Ferrer, resalta además, que en la Isla se han creado, movimiento, grupos y entidades independientes, que agrupan a miembros de la sociedad civil con diferentes posturas ideológicas, pero que coinciden en desear un cambio sociopolítico-económico en el país.

El grupo opositor también afirmó que el sistema político cubano “se niega reconocer a esas asociaciones independientes acusándolas de mercenarias porque sus ideas difieren de las del Partido Comunista y gobernanza”.

En el documento se denuncian la represión policial contra activistas, artistas y periodistas independientes, miembros de diferentes asociaciones independientes. “A ellos deberían estar dirigidos los recursos de apoyo de Suecia y de la Unión Europea”, señaló Unpacu.

Tags