Santiago de Cuba: Fábrica venderá refresco, sirope y rones en MLC

La Empresa de Bebidas y Refrescos (EMBER) de Santiago de Cuba venderá sus productos en MLC
La Empresa de Bebidas y Refrescos (EMBER) de Santiago de Cuba venderá sus productos en MLC
 

Reproduce este artículo

La Empresa de Bebidas y Refrescos (EMBER) de Santiago de Cuba comenzará a vender siropes, rones y refrescos en moneda libremente convertible (MLC).

Según publicó el medio oficialista Radio Mambí próximamente trabajarán con distintas entidades para la venta de productos en MLC, como los refrescos concentrados o siropes, y las bebidas alcohólicas como el Vodka, rones, y Silver.

De acuerdo con José Alberto Motito Legrá, Director Técnico, Productivo y de Venta de la Empresa, se encuentran  en la etapa de la conformación de precios y oferta a las entidades que les pueden comprar.

Se trata de otro comercio que se suma a la venta en divisas dentro de la Isla, monedas en las cuales no se les paga a los cubanos.

A más de ocho meses de implementado esto que críticos del régimen llaman "apartheid económico", cada vez hay más tiendas MLC y menos en moneda nacional, además de que estas últimas sufren desabastecimiento.

La verdad es que dicha medida ha provocado el rechazo de un sector importante de la población, que ya no cree en promesas hechas desde la comodidad de la Mesa Redonda.

Salario en pesos cubanos y cobran alimentos en dólares

Sobre esta problemática, la semana anterior, el Doctor en Ciencias Físicas Osmany García Zaldívar criticó en Twitter que su salario como profesor e investigador en la Universidad de La Habana es en pesos cubanos, mientras los productos que necesita se venden en tiendas en MLC.

"Las tiendas en MLC -en las que compro productos d 1ra necesidad en MLC a pesar de q ejerzo mi profesión enseñando en CUP- no solo se multiplican, además, cobran los productos con hasta un 240% por encima dl precio del área y le siguen subiendo el precio a algunos paulatinamente", escribió el científico cubano.

Desde el 20 de julio de 2020 se abrieron en el país decenas de tiendas en divisas extranjeras, que ya en la actualidad superan el centenar.

El ministro de Economía, Alejandro Gil, aseguró entonces que la venta de alimentos en CUP y CUC se mantendrá. Al mismo tiempo, se abre la venta de productos de “media y alta gama” en moneda libremente convertible (MLC), es decir, divisas. En efecto, entre ellos están artículos de limpieza y alimentos.

Según Gil, el objetivo era captar una "demanda solvente" en el país que puede comprar en dólares u otras MLC estas mercancías, obviamente, a altos precios.