Expulsan a profesor por criticar al sistema de salud cubano

Julio Merladet Olazábal era profesor de Historia en el IPVCE Silberto Álvarez Aroche, de Granma, hasta recibir una sanción que lo separa de su puesto de trabajo por tres años.
Profesor-Expulsado
 

Reproduce este artículo

El profesor Julio Merladet Olazábal, del municipio Jiguaní, Granma, fue expulsado de su trabajo por hacer críticas al sistema de salud pública cubano en redes sociales.

Merladet, de 26 años, quien trabajaba en el IPVCE Silberto Álvarez Aroche, recibió una medida disciplinaria que lo separa del sector de educación por tres años, aseguró el joven en una directa en Facebook.

También dijo que en Cuba no existe libertad de expresión y que la sanción viola el artículo 54 de la Carta Magna, aprobada en 2019, que otorga este derecho a todos los ciudadanos de la república.

“De los once millones de cubanos, la mitad no está de acuerdo con lo que pasa en el país, pero no todos se atreven a decir lo que piensan”, precisó Merladet.

La medida afecta a su familia —es hombre casado y padre de una niña de 11 meses—, aunque dijo que continuaría haciendo lo que todos los cubanos para sobrevivir: vender al por menos en las calles. “Yo no me voy a morir de hambre”, aseguró.

“Quieren obligarme a que cometa algún delito, para meterme preso, pero no se lo voy a permitir, porque eso es lo que hacen con todos los que piensan diferente”, expresó.

En agosto el joven profesor de Historia denunció la precariedad del sistema de salud en su provincia luego de que su esposa e hija buscaran atención médica en vano en medio de la ola de contagios de coronavirus más grave del país.

 

Acoso contra profesores críticos del sistema

 

En junio de 2021, el profesor universitario David Alejandro Martínez Espinosa fue amenazado con la expulsión de la Universidad de Ciencias Médicas de Cienfuegos por publicar mensajes de apoyo al Movimiento San Isidro y el 27N en redes sociales.

La rectora de su universidad, Arelys Falcón Hernández, lo citó para decirle que en virtud del artículo 1 del Reglamento de Trabajo Docente y Metodológico de la Educación Superior en Cuba, no podía continuar como profesor en la Universidad por ideas políticas anti-comunistas.

Martínez se desempeñaba como docente de Matemática y Química aplicada en la Universidad de Ciencias Médicas de la provincia —ubicada al centro de la isla— donde imparte clases en las carreras de Bionálisis Clínico, Nutrición e Higiene y Epidemiología.

Aunque la represión contra académicos e intelectuales es cosa común dentro del sistema cubano, en los últimos años se ha vuelto común que profesores y estudiantes universitarios sean expulsados por motivos ideológicos.

Entre ellos se cuentan José Raúl Gallego, de la Universidad de Camagüey; René Fidel González, de la Universidad de Oriente y Omara Ruiz Urquiola, del Instituto Superior de Diseño. Sin embargo, estos son apenas algunos casos.