Exmilitares cubanos protestan por arrestos tras el 11J

Un grupo de oficiales cubanos en el exilio condenó el uso parcializado de las leyes contra los manifestantes pacíficos del 11 de julio en una carta enviada al Tribunal Supremo de Cuba.
Protestas-Cuba
 

Reproduce este artículo

Exmilitares cubanos en el exilio enviaron este 10 de agosto una carta protesta al presidente del Tribunal Supremo de Cuba, Rubén Remigio Ferro, por la imposición de sanciones a los manifestantes del 11 de julio que violan las leyes cubanas.

Según el texto, los encarcelados el 11 de julio y días posteriores cayeron bajo el artículo 187 del Código Penal, que prescribe cárcel para quienes cometan el delito de “de propagación de epidemias”.

Sin embargo, de acuerdo con los procedimientos jurídicos, debieron ser sancionados antes bajo el Decreto-Ley 31, que prescribe multas para estos delitos, de acuerdo a principios jurídicos que hacen un reenvío a normas de rango menor.

La carta también asegura que las leyes no han sido aplicadas de manera imparcial, puesto que funcionarios del Estado cubano, entre ellos el presidente Miguel Díaz-Canel, participaron en manifestaciones masivas, con peligro de propagar el coronavirus, y aun así quedaron indemnes.

“¿Dónde está la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos de la que habla el artículo 7 de la vigente Constitución cubana?”, pregunta la misiva.

“Con qué moral privar de libertad, por el delito de Propagación de Epidemia a los que pedían libertad y expresaban su inconformidad de forma pacífica por demás, en juicios amañados y violando el debido proceso y no aplicar el mismo delito a los convocados por el gobierno”, agrega el texto.

El movimiento Militares Objetores de Conciencia (MOC), al cual pertenecen los oficiales autores del documento, pidieron el 30 de julio al Tribunal Supremo que procese a Díaz-Canel por los delitos de “incitación para delinquir”, “abuso en el ejercicio del cargo”, “terrorismo”, “genocidio” y “violación de los de derechos humanos”.

Además, el MOC señala la complicidad de del ministro del Interior, general de Brigada Lázaro Alberto Álvarez Casas, y al ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, general de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera.

Entre los firmantes se encuentra el general de Brigada Rafael Del Pino, quien desertó de Cuba en 1987, cuando era uno de los pilotos de mayor graduación y jerarquía en las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

También figuran los tenientes coroneles Máximo Omar Ruiz Matose, Raúl Luis Risco Pérez, Mario Rivas Morales y Alfredo Lima Pérez.