"Denuncio la injusticia que están cometiendo contra el pueblo": Alain Pérez

"Soy cubano, y si me dejan morir ahí me voy a morir ahí. Y si no, que me entierren al lado de Celia Cruz", agregó el versátil intérprete.
Alain-Pérez
 

Reproduce este artículo

"Denuncio con todas las fuerzas de mi corazón la injusticia que está cometiendo el gobierno de Cuba", declaró este 13 de julio el músico cubano Alain Pérez en un video compartido en redes sociales para solidarizarse con los manifestantes en la isla.

"Yo soy Alain Pérez (...), soy cubano, y si me dejan morir ahí me voy a morir ahí. Y si no, que me entierren al lado de Celia Cruz", agregó el versátil intérprete, que domina varias instrumentos y géneros musicales.

Pérez se suma a los artistas cubanos que han declarado su adhesión al levantamiento popular en la isla y condenado la represión desatada por el Gobierno y sus seguidores.

La lista es larga: figuran en ella Gloria Estefan, Aldo Roberto Rodríguez, Leoni Torres, Leo Brower, Armando Christian Pérez, más conocido como Pitbull, Erick Iglesias, conocido artísticamente como Cimafunk, entre otros.

Este 13 de julio también tomaron partido la agrupación musical Van Van, una de las más emblemáticas de la música popular bailable en el país, y el compositor y director de orquesta Adalberto Álvarez.

“Apoyamos a los miles de cubanos que reclaman sus derechos, debemos ser escuchados. Digamos no a la violencia y al atropello. Llamemos a la paz en nuestras calles”, dijeron en redes sociales los integrantes de la orquesta fundada por Juan Formell en 1969.

Mientras, Alvárez declaró: “Me duelen los golpes y las imágenes que veo de la violencia contra un pueblo que sale a la calle a expresar lo que siente pacíficamente, las calles de Cuba son de los cubanos”.

“No me importa la forma de pensar de cada uno de ellos, porque eso es derecho de cada cual (…) por eso, no puedo menos que estar a su lado en momentos tan difíciles (…). A los que me preguntan de que lado estoy: estoy con el pueblo”, añadió.

Las protestas llegan este martes a su tercera jornada, sin que parezcan disminuir en intensidad y extensión, según los reportes que llegan desde la isla. Los cubanos siguen saliendo de forma intermitente a las calles en más de 40 localidades del país, mientras el gobierno contesta con porrazos, policías antimotines y movilización de adeptos.

La Habana, capital de Cuba, está entre los epicentros del levantamiento popular; barrios de la periferia, los más golpeados por la crisis económica, se alzaron el domingo y el lunes. Las imágenes muestran a las fuerzas antimotines repartiendo golpes y llevándose a jóvenes a la cárcel.

El régimen cortó el servicio de internet, según fuentes especializadas, para evitar que trasluciera el alcance del estallido y la represión, pero la información continúa filtrándose hacia los medios independientes.

Las manifestaciones más importantes, que agrupan a miles de personas en las calles, han tenido lugar en San Antonio de los Baños, Palma Soriano, Alquízar, Güira de Melena, Bauta, San José de las Lajas, Camagüey, Matanzas, Santiago de Cuba, Güines, Santa Clara, Cárdenas, Holguín, La Habana y Bayamo.