Esto no da más. Una cuadra en La Habana renunció a la fiesta del comité

 

Reproduce este artículo

Los CDR 59 años después

Los Comité de Defensa de la Revolución, (CDR), fue una organización de masas fundada el 28 de septiembre de 1960 por Fidel Castro, para el control y la vigilancia de los ciudadanos cuadra por cuadra.

Se convirtió en una tradición celebrar una fiesta el día 27 en su víspera, donde se reunían los vecinos en torno a una caldosa, donde se bebía y se bailaba hasta el amanecer, pero en los últimos años estas fiestas han caído en desuso.

Este año llamó la atención que uno de los CDR de Jaimanitas, que mayor fervor patriótico y unidad mostraba en estos eventos renunció a celebrar el onomástico y su presidente renunció al cargo, al no poder cumplir con las exigencias impuestas por la dirección nacional de los CDR.

´´La gente no quiso dar dinero este año´´, dijo la ex presidente, que pidió anonimato aunque estuvo dispuesta a brindar toda la información. ´´La apatía de la cuadra fue general y cuando pasé casa por casa pidiendo colaboración, me dijeron claramente que el poco dinero que tenían no podían cogerlo para fiestear y mucho menos en eso´´.

´´Yo estoy consciente del mal momento que vive el país y la crisis que nos ha caído encima, pero en otros años, incluso en los peores del periodo especial, aquí se hizo fiesta, y grande. Muchas veces este CDR resultó vanguardia provincial y nos felicitaron por la organización y la calidad de los festejos. Recuerdo una vez que el difunto Sergio Corrieri nos visitó y amaneció con nosotros, porque era diputado por esta circunscripción, aunque no vivía en ella´´. 

´´Otras personalidades de la cultura y el deporte también nos visitaban. La cuadra para esta fecha siempre estaba engalanada y con música y todos los vecinos se reunían a pelar viandas y ayudar con la caldosa, se les hacía una fiesta a los niños y se pasaba como en familia, pero este año nadie quiso saber nada de la fiesta de los CDR´´.

En un recorrido por Jaimanitas se constató que muy pocos CDR estaban celebrando las vísperas del 28 de septiembre. Este pueblo del noroeste de La Habana, famoso por contar en sus predios la residencia oficial de Fidel Castro y su familia y de altos oficiales del ministerio del interior y la Seguridad Personal, se caracterizó históricamente por su efervescencia revolucionaria, ahora en franco declive.

´´La juventud no está para eso´´, dice Antonio Blanco, pescador y antiguo responsable de vigilancia de su cuadra, ´´Y los viejos se cansaron de lo mismo todos los años, la tomadera, la borrachera y el discurso de las 12 de la noche dando vivas a Fidel, a Raúl y a los CDR, y al otro día la misma palmadera y la misma miseria. Así ha sucedido años tras años, la gente ilusionada con algo que en realidad ya ni siquiera existe´´.

El ex presidente del CDR de Jaimanitas que renunció a su cargo este 27 de septiembre, confiesa que antes de tomar esta decisión quiso hacer un último acto revolucionario y costear la fiesta de su bolsillo, pero le resultó imposible.

´´Tenía 150 pesos y lo puse a disposición de la fiesta, para cumplir con la orientación del organismo superior y quedar bien, pero la cabeza de puerco y las viandas de la caldosa superaban esa cifra y todavía faltaba el sazón, el cake y los refresco de los niños y las bebidas, que es lo que al final atraía a la gente, así que me dije: viejo, hiciste todo lo que pudiste, llevas muchos años soltando el bofe por el CDR y jamás te han dado ni una bicicleta, así, que se acabó la historia, que la presidencia la coja otro, o que lo desintegren, a fin de cuenta, esto no da más´´.

  

Tags