Encuesta a cubanoamericanos incomoda al castrismo

El exembajador de Cuba en EEUU, José Ramón Cabañas, asegura que la encuesta, cuyos resultados difundió ayer El Nuevo Herald, es poco creíble porque sólo consultó a 400 cubanoamericanos.
JR-Cabañas
 

Reproduce este artículo

Los resultados de una encuesta entre cubanoamericanos sobre la normalización de relaciones entre La Habana y Washington molestan al gobierno cubano. Ya se ven algunas reacciones entre funcionarios.

Este 17 de marzo el exembajador cubano en la capital norteña, José Ramón Cabañas, quien actualmente dirige el Centro de Investigaciones de Política Internacional, declaró que la encuesta no es creíble.

“Desde 2013 hasta marzo de 2020, dos millones 790 652 cubanoamericanos visitaron Cuba. En el mismo período, dos millones 440 477 estadounidenses hicieron el viaje. Ahora una encuesta de barrio entre 400 cubanoamericanos pretende ‘demostrar’ que no quieren una relación normal con la Isla. ¡Vamos!”, dijo en redes sociales.

¿Apoyan los cubanoamericanos el deshielo entre Cuba y Estados Unidos?

Los resultados de la encuesta aparecieron la víspera en el diario El Nuevo Herald. Según la consultora Bendixen & Amandi International, el 66% de la comunidad cubana en Florida no apoya el regreso a las políticas de acercamiento sin concesiones de la era Obama.

El estudio también muestra un alto apoyo al expresidente Donald Trump, debido a sus políticas de línea dura. En tal sentido, un 56% dijo que se opone de alguna manera o enérgicamente a facilitar los viajes entre los dos países. Aproximadamente el 35% dijo que apoyaría esa política, de alguna manera o enérgicamente.

Esto confirma estudios precedentes que señalaban el endurecimiento de la opinión política entre los cubanoamericanos, en consonancia con el tipo de opinión que predominaba en los años 80 y 90, aseguró al Herald Fernand Amandi, director de B&A.

El 69% está a favor de mantener a Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo, una decisión tomada por la administración Trump pocos días antes de dejar el cargo y que actualmente está siendo revisada por el equipo de Biden.

La mayoría de los encuestados nació en Cuba (75%). Alrededor del 46% dijo que eran conservadores, un 34% dijo que eran moderados y un 15% dijo que se identificaba como liberal.

El 50% dijo que apoyaba de alguna manera la reinstalación de la llamada política de “pies secos, pies mojados”, que permitía a los migrantes cubanos que llegaban a Estados Unidos quedarse y buscar el estatus de residente permanente legal. Obama puso fin a la política, que duró unos 22 años en el 2017 antes de dejar el cargo. Aproximadamente el 42% dijo que se oponía de alguna forma a la política migratoria.

Corren rumores de que el presidente Joe Biden podría relanzar una política de acercamiento con Cuba, aunque la Casa Blanca negó que la isla estuviera entre sus prioridades este año.

“Un cambio de postura sobre Cuba no está actualmente entre las prioridades del presidente Biden, pero estamos comprometidos en hacer que los Derechos Humanos sean un pilar básico de la política de Estados Unidos”, declaró el nuevo de marzo la portavoz de la presidencia, Jen Psaki.