El Submarino Amarillo está cerrado y hundido en aguas albañales tras intensas lluvias en La Habana

El club nocturno está ubicado a manera de sótano, favoreciendo la acumulación de agua bajo el nivel de la calle, en la esquina que da al parque John Lennon.
El Submarino Amarillo: cerrado y hundido en aguas podridas y excrementos tras intensas lluvias
 

Reproduce este artículo

El Submarino Amarillo, mítico club ubicado en 17 y 6 en El Vedado, está cerrado y hundido entre las aguas podridas y excrementos que arrastraron las intensas lluvias de las últimas horas en La Habana, Cuba.

Este espacio, de los pocos dedicados al rock & roll en la isla caribeña, fue uno de los más afectados debido a su cercanía con el litoral. No es hasta la calle 23 de ese barrio capitalino que el peligro de inundaciones amaina cuando la naturaleza envía precipitaciones. Además, el local está ubicado a manera de sótano, favoreciendo la acumulación de agua bajo el nivel de la calle, en la esquina que da al parque John Lennon.

Honrando una de las canciones más famosas de los cuatro de Liverpool, tanto el parque como El Submarino suelen atraer a turistas y a público cubano metalero que se da cita allí para bailar con la cabeza y tomar algún que otro Mojito.

Precisamente la parte de los mojitos la destaca la plataforma Trip Advisor en el caso de este club citadino administrado por la empresa cultural Artex del Ministerio de Cultura (Mincult). 

"Esta es la elección inmediata si desea escuchar / ver música rock en La Habana. Aquí tocan bandas cubanas nuevas y antiguas y el ambiente y la decoración son geniales. Llévate a tu novia / novio rockero, cómprale un mojito y ella atesorará el recuerdo. El costo de la entrada es de 2 CUC (~ 2 USD)", se lee en la plataforma de sugerencias para el turismo internacional.

 

Aunque los bares han estado cerrados debido a la crisis sanitaria desatada por la Covid-19, la inundación de El Submarino resulta una pésima noticia para el público asiduo que ha podido disfrutar allí del rock clásico tanto como de la unión de voces contemporáneas con instrumentistas de larga data: Sweet Lizzy Project junto al pianista Frank Fernández, por ejemplo, fue uno de los grandes acontecimientos del club.

Sin embargo, ahora lo que hay es una putrefacción que lamentan los vecinos.

"Los vecinos se quejan del mal olor de las aguas y los mosquitos", se lee en un post de Juan Antonio Madrazo Luna en la red social Facebook, mientras el autor se pregunta irónicamente si esto acaso es, también, "responsabilidad del embargo". 

Por su aceptación, El Submarino Amarillo no solo tiene sede en La Habana, sino que Vardero, Trinidad, Holguín y Santiago de Cuba tienen espacios dedicados al rock bajo la misma fórmula. Cambian, de una ciudad a otra, los nombres.

"Me encantó caminar por las calles de Holguín y fue genial encontrarlo. Definitivamente recomendaría salir del resort a la ciudad para conocer a la maravillosa gente cubana", comentó en Trip Advisor una visitante. 

 

Sobre el de La Habana, otra de las recomendaciones indica: "Vine aquí por 3 noches seguidas. Música rock en Cuba!! Vi a Miel Con Limon, Gens y otra banda. Pusieron a los Beatles, Led Zeppelin, ACDC, Fleetwood Mac, Foo Fighters, Red Hot Chili Peppers, The Doors, Rolling Stones, Black Keys, Lynyrd Skynyrd, Doobie Brothers, Police, ZZ Top, etc., etc. El personal es genial y el ambiente es muy divertido. Recomiendo mucho este club".