Ana Margarita Martínez demanda por difamación a Netflix en corte federal
Esta acción por difamación contra Netflix surge tras el lanzamiento mundial de la película Red Avispa el pasado 19 de junio de 2020
Ana Margarita Martínez demanda por difamación a Netflix en corte federal
 

Reproduce este artículo

La publicista Ana Margarita Martínez, ex esposa del espía cubano Juan Pablo Roque, presentó este miércoles una demanda contra Netflix, por difamación en la película "Red Avispa" ante la corte federal.

Esta acción por difamación contra la empresa surge tras el lanzamiento mundial de la película el pasado 19 de junio de 2020. 

La demanda -a la que tuvo acceso ADN Cuba- explica que la película  "ahora se reproduce" y se promueve con el pretexto de estar "basada en hechos reales".  Sin embargo, no se basa en ninguna literatura de no ficción ni en ningún otro trabajo que pretenda representar "hechos reales", sino que fue escrita a partir de la novela de suspenso y espías del autor brasileño Fernando Morais, Los últimos soldados de la Guerra Fría.  

Además, fue filmada en gran parte en Cuba con el permiso y la supervisión del Partido Comunista de Cuba (PCC).

"La película romantiza o glorifica la actividad delictiva llevada a cabo por agentes del Ministerio del Interior de Cuba, es decir, los "Cinco Héroes Cubanos", cuya labor de espionaje fue responsable de la muerte de cuatro estadounidenses en 1996, basándose en supuestos Eventos Reales", agrega la demanda. 

Según la queja en corte federar, este filme "intenta reescribir la historia de una manera deshonesta e irresponsable legitimando y justificando los crímenes de espionaje del gobierno comunista cubano contra Estados Unidos; delitos de fraude, agresión sexual y violación contra la Sra. Martínez y los actos de terrorismo al derribar dos aviones civiles desarmados Hermanos al Rescate el sábado 24 de febrero de 1996 durante una misión humanitaria para buscar y ayudar a refugiados cubanos que huían en balsas en el Estrecho de Florida".

"Una parte importante de la película retrata a Martínez, interpretada por la actriz Ana de Armas, de manera falsa y difamatoria.  La interpretación que hace la película de la Sra. Martínez no puede justificarse como el mero uso de licencia artística o dramatización", añaden.

Dicha demanda también incluye a la sociedad anónima con sede en Francia, ORANGE STUDIOS, S.A. productora del largometraje, así como su director Oliver Assayas.

La misma fue interpuesta por el equipo legal de Dreyfuss & Dempsey, PLLC y Roig & Villarreal, PA, de la que forma parte el abogado y escritor Pedro Roig, director del Instituto de Estudios Cubanos.

Una fuente cercana a este tema contó a ADN que "la película falsifica la persona de Ana Margarita. Ella era una madre con dos hijos,niña y varón, trabajaba muy duro, cocinaba y atendía su hogar. En la película la boda parece sacada del “Godfather” con todo esplendor y una gran orquesta. Todo falso. Jorge Mas no estuvo en la boda ni un minuto".

Martínez creía que Roque compartía sus ideales anticomunistas, que era un hombre valiente que al unirse a la organización prodemocracia Hermanos al Rescate, compartió su deseo de mitigar la situación de los balseros que huían de la isla comunista, explican los abogados de la demandante.

El filme, dirigido por el cineasta francés, se rodó parcialmente en Cuba, en locaciones escogidas de Varadero, La Habana y Puerto Escondido, y para ello permanecieron en la Isla durante varios días algunas de sus estrellas protagónicas como la española Penélope Cruz, el mexicano Gael García Bernal, el venezolano Edgar Ramírez y el brasileño Wagner Moura.

"Red Avispa" fue criticada fuertemente desde su estreno, sobre todo por el exilio de Miami, que pese a formar parte central de la historia, nunca fue consultado.

El 30 de julio anterior, la Asamblea de la Resistencia Cuba (ARC) envió también una carta a los ejecutivos de la corporación Netflix.

Los opositores reclaman que se provea "tiempo igual" a las víctimas de la masacre de los Hermanos al Rescate y que se remueva el letrero que aparece al principio de la película, donde dice que está "basada en hechos reales".

Desde finales de junio, un grupo de cubanos idearon una petición en la plataforma change.org, para solicitar a Netflix que retirara la película. Según la petición, "porque defiende a los espías castristas sentenciados en Estados Unidos".

La iniciativa cuenta hasta la fecha con más de 19,000 firmas.

Ana Margarita Martínez nació en La Habana. Junto a su madre y abuela, huyó de Cuba cuando era niña durante el éxodo de Freedom Flights en 1966. A principios de la década de 1990,  vivía en Miami y era una madre soltera trabajadora con dos hijos pequeños que asistían a la iglesia con regularidad.

Sin que ella lo supiera en ese momento, en 1992 su vida estuvo a punto de ser alterada para siempre como resultado de una operación ilegal y maquiavélica de espionaje por parte del gobierno comunista cubano.

En febrero de 1992, el gobierno de Cuba envió a su agente, Juan Pablo Roque (“Roque”), un espía y piloto de MiG de formación soviética y Mayor de la Fuerza Aérea Cubana, a las costas de Guantánamo, alegando ser un desertor de alto rango.