Proyecto de ley de EEUU contempla 20 millones de dólares para programas de democracia en Cuba durante 2023

El proyecto de ley establece que ninguno de los fondos u otras disposiciones podrá ser usado para financiamiento o asistencia al gobierno no democrático de la isla.
EEUU contempla 20 mdd para democracia en Cuba
 

Reproduce este artículo

El proyecto de Ley del gobierno de Estados Unidos sobre asignaciones de programas estatales, operaciones en el extranjero y programas relacionados para el año fiscal 2023, que comenzará el próximo octubre, contempla 20 millones de dólares para programas de democracia en Cuba, informó recientemente el congresista Charlie Crist.

El documento del proyecto detalla que unos cinco millones de ese total se expedirían para otorgar asistencia a la libre empresa, negocios privados y actividades educativas y culturales de pueblo a pueblo en Cuba, mientras que otra parte estaría disponible para la operación, infraestructura y mejoras de seguridad de las instalaciones diplomáticas de Estados Unidos en la Isla.

“Gracias al liderazgo estadounidense, las sociedades democráticas de todo el mundo se han unido para promover la paz, la estabilidad y la seguridad. Estoy orgulloso de apoyar este proyecto de ley que proporciona fondos para ayudar a las personas en todo el mundo y mantener a salvo a los estadounidenses”, dijo el congresista Crist en declaraciones recogidas en un comunicado de su oficina.

El proyecto de ley fue aprobado esta semana por el Comité de Asignaciones con una votación de 32 a 24, por lo que podrá ser debatido por la Cámara de Representantes en las próximas semanas.

De ser finalmente aprobado, supondrá la erogación de más de 64 mil millones de dólares durante el año fiscal 2023 para la asistencia internacional de Estados Unidos, una cantidad superior en un 15 por ciento al monto previsto para el año fiscal en curso.

Además del apoyo a la democracia en Cuba, el proyecto planea el otorgamiento de 1.600 millones de dólares para el mayor fondo contra la crisis climática, 3.300 millones para Israel, 50 millones para apoyar al pueblo venezolano y otros 60 millones para ayudar a la recuperación de países caribeños de los efectos de desastres naturales.

Para el caso cubano y de otros países regidos por sistemas no democráticos como Corea del Norte, Irán o Siria, el proyecto establece que ninguno de los fondos u otras disposiciones podrá ser usado para el financiamiento o asistencia hacia sus respectivos gobiernos.

Recomendaciones

 

Relacionados