Dos brotes de coronavirus causan alarma en municipio Arroyo Naranjo

Las medidas de los jefes locales van encaminadas frenar un posible rebrote sin ir contra las “orientaciones” de los jefazos, pero eso no debe extrañar a nadie que conozca cómo funciona el régimen.
Aglomeración de personas en La Habana
 

Reproduce este artículo

El reparto Alberro es la localidad más afectada por el coronavirus en el municipio capitalino Arroyo Naranjo, con dos focos infecciosos en vías de expansión, reconocieron los representantes del régimen en esa localidad.

Sobre esta cuestión el gobierno insistió en ampliar las muestras que se realizan en Alberro, de forma que se pueda cortar de una vez la transmisión. Una de las cosas que más preocupa es la cantidad de edificios en la zona, un caldo de cultivo potencial para la pandemia, sobre todo si los habitantes se deciden a no respetar el confinamiento.

La situación es delicada en este sentido, según reconoce el periódico capitalino Tribuna de La Habana. Las autoridades en Alberro pidieron hablar con los residentes para convencerlos de la importancia de mantenerse en casas y solo salir para resolver las necesidades imperiosas.

Igualmente se convocó a realizar una desinfección profunda con agua clorada en todos esos edificios y parques, y se insistió en la necesidad de pesquisar incluso dos veces en el día todos los 20 edificios de Alberro. Asimismo, se informó que el municipio en estos momentos cuenta con 22 casos activos.

En el tema de transporte se conoció que se encuentran pintándose los pasos que indican la distancia a mantener en los ómnibus de transportación pública y se orientó revisar con los choferes la cantidad de viajeros que transportan de forma que no se viole la cantidad de personas que viajan de pie.

En general, la reunión del Consejo de Defensa Municipal no se puso de acuerdo sobre cómo enfrentar las posibles consecuencias de la desescalada anunciada por el régimen en la capital a partir del 1 de octubre. Las medidas van encaminadas a poner freno a un posible rebrote sin ir contra las “orientaciones” de los grandes jefes, pero eso no debe extrañar a nadie en Cuba ni fuera de ella cuando se conoce cómo funciona el régimen.

Aunque este 5 de octubre La Habana reportó apenas siete casos de coronavirus, los números no llegan a las cifras irrisorias que el país anunciaba todos los días en julio, cuando la pandemia parecía que estaba controlada. Hoy el total fue de 36, lo que eleva a 5845 el número de diagnósticos desde que se reportaran los primeros en marzo.

La provincia Sancti Spíritus ahora ocupa el primer lugar; 23 de los 36 casos de este lunes son de ese territorio ubicado al centro de la isla.