Detenidos y expulsados de Holguín dos reporteros de "Periodismo de Barrio"

La Policía cubana detuvo en Holguín al reportero Jesús Jank Curbelo y una fotógrafa del medio independiente Periodismo de Barrio, tras lo cual los expulsaron de esa provincia.

"Detuvieron a uno de nuestros periodistas mientras hacía su trabajo en Holguín. Lo detuvieron siete horas. Le registraron todas sus cosas. Le borraron los archivos de la laptop y de la cámara. Le obligaron a firmar una carta de advertencia", denunció en Twitter Elaine Díaz Rodríguez, directora de Periodismo de Barrio.

Posteriormente el citado medio publicó un editorial titulado "Las historias no son propiedad privada" en el que agrega un detallado reporte sobre la detención: "Lo interrogaron. Le borraron los archivos de audio y las imágenes de quienes quisieron dar sus testimonios y sus imágenes. Le hicieron firmar un acta de advertencia por hacer periodismo. Lo expulsaron de la provincia como si las provincias fueran propiedad privada."

En otro tuit, dirigido al gobernante Miguel Díaz-Canel, la periodista aseguró: "Seguiremos haciendo periodismo. Seguiremos visitando comunidades en todas las provincias de Cuba. No vamos a renunciar."

Esas mismas líneas las compartió en otro tuit, esta vez dirigido "A los policías, a los censores."

En 2016, nueve integrantes de Periodismo de Barrio fueron arrestados por la policía política en Baracoa por intentar informar sobre los estragos del huracán "Matthew" en esa ciudad.

Las detenciones de periodistas independientes son una realidad cotidiana en la isla, a la que Reporteros sin Fronteras coloca en el puesto 168 entre los 180 países que integran el ranking mundial de la Libertad de Prensa en 2019.