Cuentapropista se opone a marcha del 15N en Villa Clara

La Marcha Cívica por el Cambio fue anatemizada por el régimen el 12 de octubre y, desde entonces, la prensa controlada por el PCC la califica de “mercenaria” y “ilegítima".
Cuentapropista-VillaClara.jpg
 

Reproduce este artículo

El cuentaropista Orelvis Bormey se unió este 15 de octubre al llamado del régimen cubano contra la manifestación del 15 de noviembre, según Telecubanacán.

Bormey, propietario de un negocio privado conocido como Maní Bormey, en Villa Clara, aseguró junto a sus trabajadores que la manifestación organizada por el grupo contestatario Archipiélago es “anticonstitucional”.

El negocio del joven es una de las primeras pequeñas y medianas empresas (PYMES) de Cuba. Exporta barras de maní dulce (cacahuate) a Canadá, Alemania, Estados Unidos y otros países. La licencia para legalizar estás empresas está en manos del Gobierno cubano.

La manifestación a la que hizo referencia, conocida como Marcha Cívica por el Cambio, fue anatemizada por el régimen el 12 de octubre y, desde entonces, la prensa controlada por el Partido Comunista la califica de “mercenaria” y “ilegítima”.

La iniciativa surgió en el grupo Archipiélago, fundado por el dramaturgo y actor Yunior García tras las protestas antigubernamentales del 11 y 12 de julio último.

Archipiélago decidió adelantar para el 15 de noviembre la manifestación planificada inicialmente para el 20 de ese mes, a raíz de la decisión del régimen de nombrar el 20 de noviembre como “Día de la Defensa Nacional” y movilizar tropas militares y paramilitares desde el 18.

Los promotores de la manifestación fundamentaron su convocatoria con el artículo 56 de la Constitución aprobada en el 2019: “Los derechos de reunión, manifestación y asociación, con fines lícitos y pacíficos, se reconocen por el Estado siempre que se ejerzan con respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley”.

Decenas de ciudadanos en La HabanaHolguín, Santa Clara, Pinar del Río, Cienfuegos, Nuevitas, Camagüey, Las Tunas y Guantánamo, entre otras localidades, firmaron documentos que notifican a las autoridades la intención de marchar demandando respeto a los derechos humanos y a favor de la libertad de los presos políticos.