Cubanos temen otro aumento de precios tras anuncio del Gobierno

El Ministerio de Finanzas y Precios anunció que los directores de tiendas en pesos cubanos pueden decidir el precio de los productos.
Tienda TRD en Cuba
 

Reproduce este artículo

Ciudadanos cubanos prevén un aumento de precios en la isla tras el anuncio del Ministerio de Finanzas y Precios de autorizar a los directores de tiendas en pesos cubanos a decidir los precios en sus establecimientos.

Según Radio Martí, esta medida ocasionará mayor desigualdad y encarecerá aún más la vida de la población más vulnerable, trabajadores estatales y jubilados en el peor momento de la crisis económica que atraviesa la isla.

Las tarifas quedarán a disposición de los jefes de las cadenas y entidades estatales comercializadoras, excepto algunos productos como pollo, picadillo de ave y res, aceite comestible, rones Havana Club y artículos de higiene y aseo elaborados en la isla.

El Ministerio de Finanzas y Precios precisó en La Gaceta Oficial que las empresas no podrán hacer uso arbitrario “de estas facultades, sino que deben aplicar principios y procedimientos que les permitan cubrir los costos y gastos de comercialización”.

La medida fue severamente criticada por los lectores de Cubadebate, en donde calificaron de “burla” la oferta y la demanda de Cuba y las posibles consecuencias para la economía doméstica.

“Suben los precios a su antojo y con un margen de ganancia abusivo y excesivo. Se ha vuelto una justificación y no solución. En ningún país ese concepto hace que los precios se disparen, ni que se le ponga cualquier precio al producto”, comentó un usuario.

“Ojalá y no suceda lo mismo que con los demás productos que han descentralizado y comience la subida desproporcionada de los precios, realmente los perjudicados somos los que vivimos de un salario y los pensionados”, declaró otro.

El economista Pedro Monreal alertó en Twitter que esta medida podría traer un empeoramiento de la situación económica, que el año pasado provocó una inflación del 70%, según estimaciones del gobierno, y del 6900% de acuerdo con cálculos de los especialistas independientes.

La llamada Tarea Ordenamiento, que comenzó en 2021, pretendía dejar al peso cubano como único circulante, sin embargo, también provocó un encarecimiento generalizado de los productos, que consumió un aumento de salarios decretado el año pasado.