Cubano con una sola pierna llegó a EEUU cruzando el Río Bravo

La publicación que prueba su hazaña cuenta con más de 15 000 reacciones y 1700 comentarios de personas que enviaron sus buenos deseos al hombre y reconocieron su valentía.
Cubano sin una pierna cruza el río Bravo
 

Reproduce este artículo

Un padre cubano al que le falta una pierna cruzó el Río Bravo y llegó a EE. UU. informó su hija en redes sociales, tras la culminación de la odisea protagonizada por su padre.

“Mi guerrero, mi ejemplo a seguir, mi campeón. Te amo, solo Dios sabe cuánto pedí este momento”, declaró su hija Jenny en TikTok, donde compartió imágenes del hombre mientras cruzaba el caudaloso río Bravo, que separa a EE. UU. de México.

“Agradecida con Dios y con todos los que hicieron posible este gran encuentro y ayudaron a mi padre a seguir adelante”, añadió la joven. 

La publicación cuenta con más de 15 000 reacciones y 1700 comentarios de personas que enviaron sus buenos deseos al hombre y reconocieron su valentía.

El río Bravo atraviesa la localidad Piedras Negras, del estado de Coahuila. Algunas zonas del afluente poseen gran profundidad, y es conocido además por la fuerte presión de sus corrientes de agua. Por dichas razones, no todos los cruces son exitosos. 

La llegada de cubanos a Estados Unidos se había desacelerado a partir del 12 de enero de 2017, cuando el presidente Barack Obama anunció el cese de la política de “pies secos, pies mojados”, indicando que los inmigrantes cubanos serían tratados igual que los de otras nacionalidades.

Antes de esa fecha, los cubanos que pusieran pie en suelo estadounidense podían permanecer en el país y solicitar la residencia permanente después de un año, gracias a la Ley de Ajuste Cubano. 

Sin embargo, en el actual año fiscal las cifras se han disparado, tanto de los que llegan por tierra como de los que intentan llegar por vía marítima.

Recientemente, la administración de Joe Biden declaró que el próximo 23 de mayo pondrá fin a los límites de asilo en la frontera entre Estados Unidos y México, por lo que se espera permanezcan los flujos migratorios hacia el norte. Respaldada por el Título 42, la medida autoriza la expulsión de individuos adultos y familias con estatus irregular en la frontera suroeste de Estados Unidos.

En la frontera de Coahuila y Texas han muerto al menos 15 migrantes en lo que va de año, según datos obtenidos por el diario Zócalo, mientras que la autoridad migratoria mexicana interceptó de enero al 8 de marzo a 73 034 migrantes en situación irregular.

Muchos cubanos han perdido la vida intentando cruzar el Río Bravo. Cientos han muerto también en el cruce por la selva del Darién, en la frontera entre Colombia y Panamá, que desde enero ha sido atravesada por más de 10 700 cubanos, según el Servicio Nacional de Migración de Panamá.