Cuba compra a China un moderno dique flotante para reparaciones navales

Con la compra de un moderno dique flotante, Cuba volverá al mercado internacional de las reparaciones navales, con capacidad para asumir barcos tipo Panamax, anunció este sábado la agencia oficial Prensa Latina.

Desde 2012 la isla había perdido sus capacidades para este tipo de reparaciones navales, pero ahora las recupera con una estructura que puede admitir naves de 65 mil toneladas de desplazamiento.

Según la nota oficial, el dique significa un salto cuantitativo y cualitativo, pues coloca a la mayor de las Antillas de nuevo en el mercado internacional en la reparación naval para buques tipo Panamax.

Es el más moderno del país porque consta de un sistema novedoso de tecnología de punta con monitores táctiles que pueden controlar los procesos que se realizan para el mantenimiento de las embarcaciones en mar abierto.

La estructura flotante fue fabricada en 18 meses en la República Popular China por la empresa China National Machinery Import and Export Corporation, con sede en Shanghai, y trasladada a Cuba en el segundo supercarguero sumergible más grande del mundo durante 52 días por los océanos Indico y Atlántico, además del mar Caribe. Su coste total fue de 34 millones de dólares, con un crédito preferencial que implica el pago en 15 años.

La televisión cubana cubrió la llegada del dique que posee 240 metros de largo y 48 de manga total, y está certificado por un periodo de 30 años de explotación.

El dique, puntualizó la Televisión Cubana, permitirá ahorrar divisas al país, pues ahora los barcos graneleros podrán repararse aquí sin tener que viajar a puertos foráneos.