Canciller cubano dice que visita de los Reyes de España a la isla "marcará un hito"

Finalmente, los Reyes de España, Don Felipe VI y Doña Letizia, viajarán a Cuba justo después de las elecciones generales de su país, el 10 de noviembre.

El Gobierno español ha previsto que sus Majestades alarguen su estancia en la isla hasta el 14 de noviembre y que visiten La Habana y Santiago de Cuba.

La confirmación de este viaje, que algunos medios consideran una imposición de Pedro Sánchez a la Casa Real, ha gustado mucho al gobierno cubano. El ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, aseguró ayer a los medios cubanos que la noticia de la llegada del rey de España a la Habana era “sin lugar a dudas, una noticia excelente”.

 “Sus majestades serán recibidas con la calidad hospitalidad de nuestro Gobierno y nuestro pueblo”, sostuvo el miembro del Político del Partido Comunista, y dijo estar convencido “de que su presencia marcará un hito en nuestra historia común”.

Rodríguez también aprovechó para agradecer al Ministro Español de Exteriores, Josep Borrell, la "permanente y firme oposición del Gobierno de Pedro Sánchez al bloqueo económico, comercial y financiero que se ejecuta contra Cuba” y su aplicación extraterritorial en “perjuicio” de la soberanía de tereros países.

“He tenido la oportunidad de explicarle las medidas adicionales de recrudecimiento del bloqueo contra Cuba, algunas de ellas no convencionales, como la obstaculización de los suministros de combustible a nuestro país, así como los daños humanos y los efectos que, en materia de derechos humanos, tiene el bloqueo sobre cada familia cubana”, indicó Rodríguez.

No es la primera vez que Felipe VI compartirá mesa con el canciller cubano. En abril de 2017, el monarca recibió en audiencia en el Palacio de la Zarzuela al ministro de Asuntos Exteriores de Cuba.

Durante su visita a España, Rodríguez también se vio con el presidente Mariano Rajoy y con Alfonso Dastis, por aquel entonces, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación por el Partido Popular.

En dicho encuentro, el canciller cubano invitó tanto a Felipe VI como a Rajoy a realizar una visita a la isla. Dastis desveló que el Gobierno español y Zarzuela estaban organizando una visita de los reyes a la isla para comienzos de 2018. Un viaje que nunca llegó a concretarse.

El motivo de la presencia del Rey en Cuba es la conmemoración de 500 aniversario de la fundación de La Habana, que se celebra a mediados de noviembre. La idea es que Felipe VI acuda a la isla "en el marco de esa conmemoración", pero no al acto conmemorativo en sí mismo, que es donde estarán mandatarios como Putin y Maduro, con quienes los Reyes prefieren no salir en la foto.

La Zarzuela quiere dar a la visita un carácter estrictamente cultural. El Rey se enfocará en el legado de España en su ex colonia con el fin de evitar cualquier polémica política.

Numerosos activistas y opositores cubanos, tanto en la isla como en el exilio, han reprochado a los Reyes que la visita coincida con una ola represiva del gobierno cubano contra los disidentes.