Convocada Sesión Extraordinaria de la Asamblea Nacional para elegir a los principales cargos del Estado y el Parlamento
En la sesión se elegirán el Presidente, el Vicepresidente y el Secretario de la Asamblea Nacional del Poder Popular, así como los demás miembros del Consejo de Estado, y el Presidente y Vicepresidente de la República.
Convocada Sesión Extraordinaria de la Asamblea Nacional para elegir a los principales cargos del Estado y el Parlamento
 

El Consejo de Estado de la República de Cuba, en uso de la atribución conferida en el inciso d) del Artículo 122 de la Constitución de la República y de conformidad con lo dispuesto en la Disposición Transitoria Segunda del propio texto constitucional, anuncia hoy que ha acordado disponer la celebración de Sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular para el día 10 de octubre del presente año, a las 10:00 a.m. en el Palacio de las Convenciones.

En el orden del día se detalla que en dicha sesión plenaria tendrá lugar la elección del Presidente, del Vicepresidente y del Secretario, de la Asamblea Nacional del Poder Popular, así como de los demás miembros del Consejo de Estado, incluido el Presidente y Vicepresidente de la República.

Cuba realiza unas supuestas elecciones cada dos años y medio, alternando entre las municipales y nacionales, donde se elige a los diputados que deben representar al pueblo, pero que están sujetos al veto del partido comunista, PCC, único legal en la isla.

En la práctica, son las denominadas “Comisiones de Candidatura”, a los distintos niveles, las encargadas de asegurar que sean los incondicionales a la maquinaria del poder quienes copen los escaños legislativos.

En esa labor sobresale la Comisión de Candidaturas. Ella tiene como principal función preparar las propuestas de precandidatos a la Asamblea Nacional del Poder Popular, que según la Constitución de la República, constituye el máximo órgano de poder del Estado cubano. Una vez constituida la referida Asamblea, la Comisión de Candidaturas Nacional presenta las propuestas para ocupar los cargos de presidente, vicepresidente y secretario de dicha Asamblea. De igual manera, la Comisión posee la “alta responsabilidad” de proponer a las personas que ocuparán los cargos de presidente y vicepresidente de la República.

Las autoridades evitan sistemáticamente el arribo a la Asamblea Nacional de cualquier persona que le resulte incómoda al poder establecido y jerarquizado.

El control partidista, que pone y quita a sus candidatos a su antojo, provoca que en los debates de la Asamblea Nacional todas las leyes se aprueben por unanimidad.

La prensa oficialista cubana presume de esta "democracia propia" que en realidad oculta uno de los sistemas menos democráticos del mundo, que lleva décadas ignorando la separación de poderes que debe distinguir a un auténtico Estado de Derecho.