Constructores responsabilizan al gobierno por falta de materiales para evitar derrumbes en Cuba
La crítica situación del fondo habitacional en Cuba se agrava por el incremento de los derrumbes en edificaciones en mal estado producto de décadas sin mantenimiento ni reparaciones
Una familia cubana residente en la Habana vieja traslada sus pertenencias hacia lugares seguros
 

Reproduce este artículo

La crítica situación del fondo habitacional en Cuba se agrava por el incremento de los derrumbes en edificaciones en mal estado producto de décadas sin mantenimiento ni reparaciones. La esperanza de recuperar esas viviendas es casi nula, afirman sus residentes ante la falta de recursos y ayuda estatal para emprender la obra.

Nueve familias que residen en un edificio situado en la calle Monte 714 entre Carmen y Rastro, en Centro Habana, llevan dos semanas en la calle, tras el derrumbe de una parte del techo. Los afectados duermen en un local que las autoridades les habilitaron y están a la espera de una solución, informaron en redes sociales.

En una situación similar permanecen varias familias que ha sufrido el desplome de sus edificaciones recientemente, en la calle Prado 567, en La Habana Vieja, y en la calle Lucerna y San Rafael, en Centro Habana.

La falta de materiales de construcción agudiza la crisis de la vivienda en la nación, así lo informaron en entrevista con Radio Televisión Martí constructores independientes y damnificados.

Desde el municipio de Centro Habana, Francisco Díaz, que trabaja en una cooperativa independiente de la construcción, concluye que es muy difícil reparar una vivienda en el país.

“No hay materiales, no están atendiendo a la gente como deben hacerlo. Un saco de cemento está en 35 pesos y un bloque hecho por la fábrica del estado vale 25 pesos. Es difícil en Cuba comerse un plato de comida y hacer una casa”, apunto Francisco.

David Escalona Rodríguez, un constructor independiente en La Habana, dijo que las autoridades están dando prioridad al suministro de materiales para el turismo.

“Los derrumbes... con qué los van a arreglar si no hay materiales, no aparece nada para trabajar, todo el mundo esta parado. Todos los materiales los tiene la corporación de Unidades de Construcciones Militares (UCM), para hacer hoteles, no para el pueblo”, destacó.

“No hay materiales, no están atendiendo a la gente como deben hacerlo. Un saco de cemento está en 35 pesos y un bloque hecho por la fábrica del estado vale 25 pesos. Es difícil en Cuba comerse un plato de comida y hacer una casa”, apunto Francisco.

David Escalona Rodríguez, un constructor independiente en La Habana, dijo que las autoridades están dando prioridad al suministro de materiales para el turismo.

Los derrumbes... con qué los van a arreglar si no hay materiales, no aparece nada para trabajar, todo el mundo esta parado. Todos los materiales los tiene la corporación de Unidades de Construcciones Militares (UCM), para hacer hoteles, no para el pueblo”, destacó.

En Morón, en Ciego de Ávila, la cuentapropista Dairis González, madre de dos menores, ha sufrido daños en su vivienda debido al paso de huracanes, y lleva más de dos años en espera de ayuda del gobierno, sin tener éxito.

“No hay materiales. Nos dieron un papel para adquirir 10 sacos de cemento y cuando vas a comprarlos no hay", dijo.

González presentó su caso a las autoridades del gobierno y el departamento de Vivienda del municipio, y les ha mostrado incluso videos de días de lluvia, evidencia de "como se moja mi casa adentro, que tengo que poner palanganas. Cuando escampa afuera, todavía dentro de mi casa está lloviendo, y es por gusto, no resuelves ningún problema”, dijo la mujer.

Cuba tiene un déficit de un millón de casas, con La Habana y Santiago de Cuba entre las provincias más afectadas, una situación que al gobierno no le ha quedado más remedio que reconocer.

En una reciente videoconferencia con los gobernadores, en la que estuvieron también presentes el vicepresidente Salvador Valdés Mesa y el primer ministro Manuel Marrero Cruz, el gobernante Miguel Díaz-Canel incluyó entre las prioridades del programa de la vivienda realizar “un estudio de los edificios de la capital”, para ver, dijo, “como nosotros podemos hacer una proyección para atenuar un poco más este problema de los derrumbes”, reporto el sitio oficial en internet de la Presidencia de la república.