Con 316 nuevos casos, Cuba rompe su récord de positivos de la COVID-19 en un día

El régimen aparenta tener control de la pandemia, pero Cuba marcó un nuevo máximo diario de casos positivos de la COVID-19 al confirmar 316 contagios en las últimas 24 horas, el registro más alto desde que comenzó la pandemia en la isla
Cubanos en un taxi durante pandemia. Foto: Efe
 

Reproduce este artículo

El régimen aparenta tener control de la pandemia, pero Cuba marcó un nuevo máximo diario de casos positivos de la COVID-19 al confirmar 316 contagios en las últimas 24 horas, el registro más alto desde que comenzó la pandemia en la isla hace nueve meses, informó este lunes el Ministerio de Salud Pública del régimen (Minsap).

El país vive un repunte de la enfermedad vinculado a la reapertura de los aeropuertos, medida tomada por la dictadura al borde del colapso económico total. Esto, unido al relajamiento de la percepción de riesgo entre los ciudadanos, ha llevado los nuevos casos diarios a rebasar el centenar en las últimas semanas, pero esta es la primera vez que se superan los 300 casos y hasta ahora solo se había llegado a más de 200 en dos jornadas durante la segunda quincena de diciembre.

De los enfermos diagnosticados la víspera hay 172 que fueron contactos de casos confirmados, otros 127 son importados y en 17 no se ha precisado la fuente de infección.

El parte diario del Minsap refleja la tónica predominante de las últimas semanas con un registro de contagios diseminados en las quince provincias cubanas en el que ha reaparecido en días recientes el municipio especial Isla de la Juventud, un territorio donde durante meses apenas se notificaron algunos casos.

La Habana, la provincia capital, concentra hoy 76 nuevos contagios, la cifra más elevada de todo el país, seguida de Matanzas (66), Villa Clara (31), Santiago de Cuba (22), Camagüey (20) y Guantánamo (18).

En los hospitales cubanos permanecen ingresados para vigilancia clínica epidemiológica 3433 pacientes: 1738 casos activos (seis en estado crítico y 14 graves), 659 sospechosos y 1036 bajo observación.

La isla acumula hasta hoy 12 mil 740 positivos al Sars-CoV-2 y 147 fallecidos, ninguno en las últimas 24 horas.

Ante el repunte de los contagios, el régimen decretó a inicios del nuevo año con un reforzamiento de las medidas de control en sus fronteras, entre ellas la reducción de vuelos procedentes de seis países de su entorno y la exigencia a todos los viajeros de un PCR negativo realizado como máximo 72 horas antes de su llegada a la isla.

Las autoridades sanitarias han redoblado los llamados a la población al cumplimiento de los protocolos de Salud, particularmente los relacionados con los visitantes y viajeros que arriban del exterior, por la alta incidencia de contagios que han registrado en las últimas semanas.

Casi la mitad de los contagios diarios en diciembre y los primeros días de este mes han sido importados, y un alto porcentaje de los casos autóctonos guardó relación con contactos con viajeros procedentes del extranjero y con el incumplimiento de las normas de cuarentena, según el oficialismo.

Casi la totalidad de Cuba entró desde el pasado 12 de octubre en una etapa de “nueva normalidad” que permite la activación total de servicios y actividades económicas, aunque se mantienen medidas sanitarias como el uso obligatorio de mascarilla y la limitación de aforos.

La Habana, la provincia capital aún está en la fase 3 -previa a esa etapa- junto a varias provincias que retrocedieron en la desescalada debido a los rebrotes de coronavirus en Cuba, vinculados en su mayoría a la llegada de viajeros contagiados en otros países, asegura el gobierno.

 

(Con información de EFE)