Chucho Valdés sobre Adalberto Álvarez: "su legado siempre vivirá entre nosotros"

El compositor y pianista consideró a su colega “uno de los grandes músicos cubanos de toda la historia” en un mensaje que publicó este miércoles en redes sociales.
Adalberto-Chucho
 

Reproduce este artículo

El compositor y pianista cubano Chucho Valdés despidió este 1 de septiembre a Adalberto Álvarez con un mensaje en redes sociales, en el cual lo considera “uno de los grandes músicos cubanos de toda la historia”.

“Su legado musical siempre vivirá en nosotros, fuerza a su familia. Nunca olvidaremos al Caballero del Son”, agregó Valdés, uno de los músicos cubanos de mayor renombre internacional, ganador de nueve premios Grammy,

No ha sido el único músico que este miércoles amaneció con la noticia de la muerte de Álvarez, un ícono de la música popular bailable que durante casi 50 años dio alegría a generaciones de cubanos y enriqueció el acervo musical de la isla con sus creaciones.

El cantante puertorriqueño Gilberto Santa Rosa lo calificó de “héroe de la cultura popular cubana” y su compatriota Andy Montañez dijo lamentar la pérdida de un “amigo”.

Silvio Rodríguez declaró que con su muerte Cuba perdía “a uno de los pilares de la música que el pueblo más siente” y Pablo Milanés aseguró que su obra “perdurará en el tiempo”.

El Caballero del Son, como se lo conocía en Cuba y el mundo, murió a los 72 años tras varios días de luchar contra la Covid-19, que mantuvo en vilo a familiares y amigos.

El Instituto Cubano de la Música emitió un comunicado a través de sus redes sociales, donde recordó la exitosa trayectoria del intérprete, sus aportaciones a la cultura cubana y aclaró que “por decisión familiar, su cadáver será velado en ceremonia íntima”.

Compositor de temas populares como “Para bailar casino” y “A bailar el toca toca”, su obra ha sido interpretada por músicos de la talla de Omara Portuondo, Oscar de León y Gilberto Santa Rosa.

En 1978 fundó la agrupación Son 14 y luego Adalberto Álvarez y su son (1984), con la cual hizo bailar a generaciones de cubanos.

Ganador del Premio Nacional de Música en 2008, fue acreedor también de la Distinción por la Cultura Nacional y la Orden Félix Varela y recibió en varias ocasiones el Premio Cubadisco, entre otras distinciones que expresan la calidad y el carácter renovador de su prolífica obra.