Canadá toma medidas con sus viajeros ante rebrote de COVID-19 en Cuba

Los turistas que regresen a Canadá sin hacerse la prueba deberán cumplir un aislamiento obligatorio de 14 días. Además, el gobierno de ese país pidió a sus nacionales que se abstengan de viajar
Vuelos de Canadá a Cuba
 

Reproduce este artículo

Los canadienses que viajen a Cuba presentarán una prueba PCR con resultado negativo 72 horas antes de abordar el avión a partir del 7 de enero, anunció este miércoles el Ministerio de Transporte.

Marc Garneau, titular de la cartera, aseguró que la medida es necesaria debido al rebrote de casos en la isla y las restricciones que puso el gobierno insular para evitar el arribo de más viajeros infestados con la temible enfermedad.

De igual manera, previo a su retorno a Canadá, los pasajeros deben practicarse nuevamente la prueba, y respecto a la posibilidad de que los viajeros tengan problemas en Cuba para realizarse el PCR, el Gobierno dijo que, “si no tienen el resultado de la prueba y hay clínicas disponibles, tendrán que reprogramar su salida”.

“Si, por otro lado, pueden demostrar que no había instalaciones, entonces pueden ser admitidos a bordo”, indicó Garneau. No obstante, aclaró que en estos casos los turistas que regresen a Canadá desde Cuba deberán cumplir un aislamiento obligatorio de 14 días.

No obstante, las autoridades de Canadá exhortaron a los ciudadanos a evitar los viajes de turismo. Asimismo, este tipo de operaciones están consideradas como “no esenciales”, por lo que es preferible evitarlas dadas las circunstancias.

Además, ofrecieron severas sanciones a todos los que incumplan las nuevas exigencias del gobierno antes y después de realizar estas operaciones, como multas de hasta 750 000 dólares canadienses —USD$590 000— a quienes las incumplan. El mercado canadiense supone el mayor para Cuba, con más de la mitad de todos los turistas extranjeros.

Las autoridades sanitarias confirmaron este miércoles 201 nuevos casos de COVID-19 en Cuba, para un acumulado de 13 165, una cifra que crece aceleradamente desde finales de noviembre pasado, cuando los contagios no sobrepasaban los 9000 en la isla.

El Ministerio de Salud Pública reportó en la jornada 1746 casos activos de la enfermedad, de ellos 1726 con evolución clínica estable, siete en estado crítico, 13 en estado grave y un fallecido, para un total de 148 desde que comenzó la pandemia.

Un grupo de 21 viajeros positivos al COVID-19 fueron retornados a sus países, según la información diaria ofrecida por el MINSAP.

Cuba lleva más de un mes reportando 100 casos diarios del nuevo coronavirus, con algunas reducciones esporádicas de estas cifras. Es preocupante para las autoridades sanitarias, aunque si miramos la región sigue siendo un número discreto.

El turismo es la segunda fuente de entrada de divisas a la Isla en estos momentos —luego de las remesas—, por lo que el régimen permitió el reinicio de los vuelos a Cuba en octubre, a pesar de que esto traería aparejado más casos de coronavirus importados del exterior.

Cuba vive una grave crisis económica que agudizó la pandemia, por lo que ha tomado medidas extremas, como inaugurar tiendas venden productos indispensables a la población en dólares americanos.