CADAL pide liberación de Osmel González y Lázaro Lamelas

Osmel González Darlington y Lázaro Lamelas Ortiz fueron arrestados por promover la Marcha Cívica por el Cambio del 15 de noviembre.
Osmel-Gonzalez-Darlington_Lazaro-Lamelas-Ortiz_14112_b.jpg
 

Reproduce este artículo

CADAL, organización por la defensa de la libertad artística, hizo un “llamado urgente” este 18 de noviembre por la libertad de Osmel González Darlington y Lázaro Lamelas Ortiz, arrestados por promover la marcha del 15 de noviembre.

La Seguridad del Estado se llevó al cineasta González Darlington de su casa en La Habana con paradero desconocido hasta el 15 de noviembre. Luego fue trasladado al centro de detenciones El Vivac a la espera de un juicio en el que podría ser sentenciado a un año de prisión, recordó CADAL.

El mismo día, el escultor Lázaro Lamelas Ortiz fue detenido en su casa, en San Antonio de los Baños, Mayabeque, y se encuentra desaparecido. Desde el día de su detención y hasta la fecha no se ha comunicado con la familia y las autoridades se han negado a informar sobre su paradero.

La familia de González Darlington no ha recibido la información necesaria para contratar un abogado. El joven fue uno de los firmantes de la nota a las autoridades de La Habana en que se informaba de la marcha cívica anunciada para el 15 de noviembre.

“Tres oficiales se personaron en la puerta de mi casa a la 1:30 pm y luego 6:30 pm. Lo llaman entrevista, pero sabemos que no lo es. No me sorprende. Desde que firmé la carta de apoyo y convocatoria a la Marcha Cívica por el Cambio asumí esta posibilidad”, escribió poco antes de ser arrestado.

Lamelas Ortiz había colgado de su balcón una sábana blanca en apoyo a la protesta del 15 de noviembre, junto a un letrero con el mensaje “Patria y vida”. Según sus familiares, horas antes de su detención recibió llamadas telefónicas de oficiales de la Seguridad del Estado para advertirle que si continuaba con su apoyo público sería detenido.

“Hacer uso de la libertad de expresión no constituye delito alguno y, por el contrario, es un derecho humano fundamental”, precisó la organización. “El gobierno de Cuba no solo debe respetar”, el derecho humano a la protesta pacífica, “sino, sobre todo, garantizar las condiciones para su pleno ejercicio”, agregó.

Las organizaciones Justicia 11J y Cubalex registraron más de 50 personas detenidas o en desaparición forzada por apoyar la marcha.

El principal promotor de la marcha, Yunior García, se exilió en España debido a las presiones del gobierno, mientras otros miembros de Archipiélago están sitiados en sus casas, arrestados o desaparecidos.

Las autoridades vinculan a los promotores de la marcha pacífica opositora con “cabecillas contrarrevolucionarios” de instituciones y congresistas del vecino país que buscan un “cambio de régimen” y una “intervención militar”.