Joven cubano: cada día menos “revolución” y más tiranía

El joven cubano Bryan Díaz González protestó por lo que considera una injusticia: la imposición de una multa de 2000 pesos cubanos por una supuesta infracción de las medidas contra la COVID-19
Joven cubano multado por pandemia
 

Reproduce este artículo

El joven cubano Bryan Díaz González protestó por lo que considera una injusticia: la imposición de una multa de 2000 pesos cubanos por una supuesta infracción de las medidas contra la COVID-19.  

El activista y objetor de conciencia Osmel Adrián Rubio, compartió en sus redes sociales el testimonio de Díaz González, acompañado de fotos del joven que labora como cajero dependiente del establecimiento de ventas “Lagueruela”, en La Habana.

El sancionado refirió que multado “en horario laboral” por dos miembros del cuerpo de inspectores del municipio capitalino 10 de Octubre. El monto es “prácticamente todo el sueldo mío de un mes d trabajo”, lamentó.

¿¿¿Quién es el verdadero enemigo??? ¿¿¿Dónde está realmente el bloqueo??? Son preguntas que nos hacemos a diario los cubanos de a pie al ver tanta injusticia cometida por los llamados esbirros”, cuestionó el joven.

Bryan Díaz denunció claramente el mal de fondo en las medidas arbitrarias y punitivas tomadas en tiempos de pandemia: “cada día veo menos revolución y más tiranía, a dónde llega la deshumanización de estas personas si así puede llamárseles que andan por las calles y centros de trabajo no pendientes a defender el pueblo ni protegerlos [,] sino más bien de aprovecharse de esta situación tan precaria que estamos viviendo…”


Y continuó: “todo el mundo es consciente del desabastecimiento tan grande que tiene nuestro país en todas las áreas, todos estamos siendo plenos partícipes de la necesidad y las carencias con las que estamos viviendo, pero parece que estas personas no, estas personas que deben estar siendo incitadas o beneficiadas con el sufrimiento del pueblo trabajador”.

Díaz lamentó sus condiciones de empleado en la isla “socialista”, donde se tiene que levantar a las 4 am para poder arribar a su trabajo, sin transporte “bajo el sol abrazador que quema tanto mi piel como mi cerebro para poder estar a tiempo en mi humilde trabajo para producirle a un sistema que jamás me ha retribuido ni siquiera para mis más mínimas necesidades”.

Se queja de que en medio de todo esto, “vengan personas sin estudios prácticamente, pero más aún sin principios ni sentido humanidad, a imponerle una multa casi equivalente al salario de todo un mes a un joven trabajador, sin importar las precarias necesidades que pueda tener cada cual”.

Según el afectado, el motivo para cobrarle 2000 mil pesos habría sido llevar mal puesto la mascarilla sanitaria. Afirma que tenía solo tenía descubierta “ligeramente” su nariz.

“Señores soy más que consciente de la situación que está aconteciendo en mi país y en el mundo y soy un cubano más que sufre con cada pérdida irreparable, pero sinceramente no creo que ese asalto sin pistola sea la solución a nuestros problemas”, concluyó su testimonio, compartido en Facebook.