"Asesino": le gritan en Palma Soriano a Ramiro Valdés

El dirigente cubano fue a Palma Soriano, en la provincia de Santiago de Cuba, y el pueblo lo abucheó en público y le dijo: "nos están matando de hambre".
 

Reproduce este artículo

Entre gritos de “asesino” y “no están matando de hambre” el pueblo de Palma Soriano, en Santiago de Cuba, recibió al dirigente cubano Ramiro Valdés, una de las figuras más importantes del régimen cubano.

Según Diario de Cuba, el video que ahora recorre las redes sociales fue tomado por el opositor Nivardo Ámelo Rodríguez y divulgado al público.

 

La grabación data del domingo 11 de julio, cuando comenzaron las manifestaciones antigubernamentales en la isla. El municipio santiaguero, ubicado al oriente de Cuba, fue uno de los primeros en estallar entre consignas de “libertad” y “patria y vida”.

Sin embargo, el gobierno de Palma Soriano tiene una opinión distinta sobre lo que pasó allí. En una nota de prensa publicada en su sitio web declara que, tan pronto llegó el Comandante de la Revolución en su “glorioso uniforme verde olivo”, “fue aclamado por el pueblo”.

“Como por arte de magia (…), aquello pasó de las groserías del grupito de cabecillas a la ovación de la inmensa mayoría de personas (sin dudas muchos confundidos) que espontáneamente dieron vivas a Fidel, a Raúl, a Díaz-Canel, y desde luego al Comandante Ramiro Valdés”, asegura un vocero del gobierno, testigo del suceso.

Valdés, de 89 años, es uno de los “líderes históricos” de la Revolución. Participó en el asalto al Cuartel Moncada en 1953, uno de los hitos en el proceso que llevó a los Castro al poder en 1959.

Fue expedicionario del yate Granma y combatió en la lucha guerrillera de la Sierra Maestra, donde obtuvo el grado de comandante.

Ramiro fue dos veces ministro del Interior, entre 1961 y 1968, y entre 1979 y 1985. También fue ministro de la Informática y las Comunicaciones entre 2006 y 2011.