Arrestados cubanos que gritaron “Patria y Vida” en funeraria de Santa Clara

Los hermanos Maikel Armentero Orama y Yilian Lucía Orama García, junto con otra persona no identificada, gritaron “Abajo la dictadura”, “Patria y Vida” y más consignas de oposición al régimen cubano, por lo que las fuerzas de seguridad rodearon la cuadra de la funeraria
Arrestados cubanos que gritaron “Patria y Vida” en funeraria de Santa Clara
 

Reproduce este artículo

Cubanos que se manifestaron pacíficamente gritando “Patria y vida” frente a una funeraria de la ciudad de Santa Clara, en la noche del 15 de agosto, fueron arrestados.

En la detención violenta ocurrida en la ciudad capital de la provincia Villa Clara, participaron uniformados de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), Tropas de Prevención (“boinas rojas” del ejército) y agentes de civil, presuntamente miembros de la Seguridad del Estado.

Los hermanos Maikel Armentero Orama y Yilian Lucía Orama García, junto con una tercera persona no identificada, gritaron “Abajo la dictadura”, “Patria y Vida” y más consignas de oposición al régimen cubano, por lo que las fuerzas de seguridad rodearon la cuadra de la funeraria y procedieron a detenerlos.

Los manifestantes se negaron al arresto y se produjo un altercado, en el que varias veces quienes protestaban evadieron los intentos de introducirlos a la fuerza en una patrulla policial. Mientras esto ocurría, continuaron gritando “Abajo la dictadura”, “Abajo los Castro” y al parecer fueron secundados por algunos presentes, según se escucha en videos que circulan en redes sociales.

La prensa gubernamental respondió a la repercusión en redes sociales de los videos, citando a un perfil de Facebook presuntamente relacionado con la policía política, donde se prejuzga a los acusados. Cubadebate, principal portal digital de propaganda del régimen, calificó como “elementos antisociales” a Maikel Armentero Orama y Yilian Lucía Orama García, achacándoles querer “utilizar el escenario de la funeraria Las Villas, en Santa Clara, para montar desorden público, perturbando y molestando a familiares que despedían a sus seres queridos”.

Según la versión oficialista, “Maikel y Yilian se hicieron pasar por afectados para armar un show aprovechándose del dolor y el sufrimiento de los que allí se encontraban, a quienes incitaron a apoyarlos y manifestarse contra la Revolución, el Gobierno y sus principales dirigentes”. Además, los tildan de “caer bajo” por “cuatro kilos”.

Según el medio de comunicación del Partido Comunista, Maikel Armentero Orama, es un “ciudadano con pésima conducta antisocial”, que “ha sido advertido en múltiples ocasiones por alteración del orden, asedio al turismo y vagancia habitual”, y le atribuyen varios delitos comunes.

Sobre Yilian Lucía Orama García también dicen que una “antisocial que ha sido advertida en siete ocasiones por alteración del orden”, al tiempo que le achacan varios delitos comunes, un proceder de la propaganda del régimen para castigar a disidentes. Lo cierto es que estas personas protestaron en el espacio público gritando consignas que apuntan al sistema, algo intolerable para el poder político en Cuba.