Anita con Swing visita el hotel SO de Malecón y Prado
La popular youtuber cubana recorre, cámara en mano, las instalaciones del nuevo hotel de superlujo del grupo Accord en La Habana.
Anita en el SO Paseo del Prado
 

 

La popular youtuber cubana Anita con Swing visitó el pasado martes las instalaciones del recién inaugurado hotel SO Paseo del Prado, considerado el único hotel de diseño entre el trío de hoteles cinco estrellas plus de La Habana.

El hotel, perteneciente a la cadena francesa Accor, aportará a La Habana 250 habitaciones de lujo en el marco de los festejos de los 500 años de la ciudad, y fue inaugurado el pasado día 9 por el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, y su antecesor en el cargo y mentor, Raúl Castro.

El SO Paseo del Prado se encuentra ubicado en la esquina de Prado y Malecón, y destaca por su torre en forma de proa de barco y su diseño de interiores a cargo de la española Agatha Ruiz de la Prada, responsable de todos los detalles de las instalaciones, desde la insignia del hotel hasta los uniformes del personal.

El SO Paseo del Prado tiene también 36 suites con tecnología innovadora; una sala de reuniones con capacidad máxima para 120 personas; un spa con seis salas de tratamiento y un gimnasio.

A juzgar por las imágenes de la youtuber, lo más destacable del hotel es su mirador en la azotea, donde puede verse un paisaje en 360 grados de los lugares emblemáticos del skyline habanero.

En el vestíbulo está ubicada una chocolatería; en la cuarta planta una piscina que aún no está funcionando, y  la azotea es la sede del bar HI-SO con vistas al Malecón, la Bahía de La Habana y La Habana Vieja.

La cadena asegura que este será “el primer hotel de diseño de La Habana” y que se destacará por sus “glamurosas actividades culturales y sociales”.

Como sus antecesores, el Hotel Grand Packard y el Manzana Kempinski, el nuevo hotel de superlujo despierta la curiosidad de los cubanos, que no están acostumbrados a este tipo de infraestructuras hoteleras, con precios que oscilan sobre los 350 euros/400 dólares la noche.

El hotel está incluido en la lista de las instalaciones sancionadas por el Departamento de Estado norteamericano, por ser parte de los negocios del controvertido conglomerado empresarial GAESA S.A., el holding turístico de las fuerzas armadas de la Isla, que ejerce un control monopólico sobre los rubros más redituables de la economía del país.

En su construcción participó Almest, otra de las empresas que funciona bajo la sombrilla administrativa de los militares, a cargo del ex yerno del general Raúl Castro, Luis Alberto López-Callejas.