Anamely Ramos deja el Movimiento San Isidro

La curadora de arte declaró que tiene que centrarse en su meta actual, que es regresar a Cuba, y dijo sentirse agradecida por sus años de activismo en el Movimiento.
Anamely Ramos
 

Reproduce este artículo

La activista cubana Anamely Ramos, quien actualmente radica en Washington, anunció su salida del Movimiento San Isidro (MSI), organización opositora que alcanzó reconocimiento internacional por su enfrentamiento al régimen cubano.

Desde hoy ya no soy miembro del MSI. No soy fundadora, ni coordinadora, por lo que mi salida no ocasionará mucho perjuicio a las líneas de trabajo centrales del movimiento ahora mismo. Cuando entré al MSI, ya el grupo existía hace rato con un trabajo sostenido, que seguirá”, escribió Ramos.

Según dijo, su salida no tiene que ver con el llamado “Diálogo Nacional”, un proyecto lanzado por el MSI en 2021 y que por estos días ha provocado críticas de opositores que lo acusan de buscar un entendimiento con el Gobierno cubano.

Ramos refirió que Luis Manuel Otero Alcántara, coordinador del MSI,  “me explicó el proyecto cuando se lanzó la convocatoria por allá por febrero del 2021 y sé que no se trataba de ningún diálogo con el Gobierno de Cuba”. Sin embargo, agregó, “hay discusiones que nacen muertas, justo porque involucran palabras secuestradas (como es la de diálogo ahora mismo)”.

La curadora de arte declaró que ahora debe centrarse en su meta más inmediata: su regreso a Cuba. El mes pasado, Ramos intentó volar a la isla, pero American Airlines le comunicó antes de abordar que no podía hacerlo debido a una orden expresa del régimen cubano.

“La batalla que estoy llevando a cabo en este minuto me coloca en una situación extrema, donde tengo pocos asideros: ni país, ni casa, ni la posibilidad de estar con mi hijo y mi familia, ni trabajo fijo… Es una situación de indefensión que prefiero llevar hasta el final, mirándola de frente en su crudeza, porque así soy, sin medias tintas”, afirmó.

“Seguiré trabajando en todo lo que he hecho hasta ahora y para lo cual he cultivado alianzas muy diversas, dentro y fuera del MSI. Sigo creyendo como siempre en la gestión colectiva y en la solidaridad y la empatía como actores del cambio que ya estamos construyendo”, concluyó.

Ramos salió de Cuba con destino a México en enero de 2022, después de sufrir persecución constante del régimen cubano. Es historiadora del arte y maestra en procesos culturales, y ha sido curadora de más de 15 exposiciones. Ha sido profesora en la Universidad de las Artes de La Habana y en el Instituto Superior de Arte de Luanda, Angola.