Alquízar: 5000 pesos de multa para el que salga a la calle

Debido a una cuarentena total impuesta en el municipio Alquízar, de Artemisa, las personas que salgan a la calle serán multadas hasta con 5000 pesos
Debido a una cuarentena total impuesta en el municipio Alquízar, de Artemisa, las personas que salgan a la calle serán multadas hasta con 5000 pesos
 

Reproduce este artículo

Por cuarentena total impuesta en el municipio Alquízar, de la provincia Artemisa, desde el 11 de junio, las personas que salgan a la calle serán multadas hasta con 5000 pesos cubanos (200 dólares).

 Arelis Rodríguez Silva, dirigente de Cuba Independiente y Democrática (CID) en esa localidad denunció que "el pueblo completo está cerrado. Al que cojan en la calle son 5000 pesos de multa. Ahora yo te voy a preguntar Díaz-Canel ¿de qué manera vamos a estar encerrados en las casas sin alimentos?".

Rodríguez Silva contó que venderían un módulo de alimentos a 700 pesos; sin embargo no entiende cómo las personas podrán adquirirlo si no pueden salir a la calle o trabajar para pagarlo.

"Se están aprovechando de la COVID-19 para explotar más al pueblo que estamos 62 años en un engaño, una mentira y una esclavitud", añadió la opositora.

La activista Diasniurka Salcedo también confirmó esta medida represiva a ADN Cuba.

En su Facebook escribió: "Le pregunto a la dirección del mal gobierno de Alquízar, ahora mismo todos esos campesinos no tienen fuerza de trabajo porque está prohibida la movilidad en el pueblo, cuyos campesinos dependen del personal contratado eventual para el desarrollo de su producción, y por otra parte, todas esas personas están ahora mismo sin poder moverse ni hacer dinero diario; ¿qué van hacer ustedes con las tierras sin trabajadores? Y los trabajadores sin trabajo".

Según El Artemiseño, diario oficialista de la provincia, dicho municipio entró en cuarentena total desde el viernes anterior.

Está restringido el acceso libre al municipio por los diferentes puntos de entrada al mismo; se prohíbe la circulación de las personas en el casco urbano; y cerrados los establecimientos estatales, de servicio y laborales.

La justificación del gobierno es que esta zona presenta una elevada tasa de incidencia y dispersión de casos de coronavirus.

Allí se reportaron al cierre de este 13 de junio, nueve casos más de COVID-19.