Agentes cubanos celebran el quinto aniversario de su salida de prisión en EEUU
El líder de la llamada Red Avispa deploró que del acercamiento bilateral en la actualidad quede muy poco ya por celebrar
Homanaje a los Cinco Espías

Los cinco agentes cubanos que cumplieron largas condenas en Estados Unidos celebraron este martes el quinto aniversario de su regreso a la isla, que coincidió con el anuncio del "deshielo diplomático" entre ambos países, cuyas relaciones viven ahora de nuevo horas bajas.

Gerardo Hernández, Fernando González, Ramón Labañino, René González y Antonio Guerrero se convirtieron en los "cinco héroes", y en el centro de una batalla encabezada por Fidel Castro por su liberación y retorno a Cuba que se prolongó tres lustros.

Dos de ellos, René González y Fernando González, cumplieron sus condenas y regresaron a la isla, mientras que Hernández, Labañino y Guerrero fueron indultados en 2014 por la Administración de Barack Obama dentro de las negociaciones que desembocaron en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas rotas durante medio siglo.

"Se conmemoran cinco años de nuestra salida de prisión que no es ni siquiera todavía la tercera parte del tiempo que estuvimos los cinco en prisión", reflexionó hoy Gerardo Hernández, durante un acto por el aniversario.

Hernández era el líder de la Red Avispa, creada en 1998 por 10 agentes cubanos que operaban en Florida y Carolina del Norte, entre ellos "Los Cinco", que no aceptaron un acuerdo con los fiscales estadounidenses y fueron enjuiciados y sentenciados por espionaje en 2001.

Las condenas iban desde penas de 15 y 19 años hasta dos cadenas perpetuas.

"El día de hoy es un día que le estamos robando a esas sentencias que tenían para nosotros", apuntó Hernández al intervenir en nombre de sus cuatro compañeros, que también asistieron a la celebración junto a familiares.

El exespía recordó esta jornada la "alegría inmensa" de aquel 17 de diciembre de 2014, cuando en Cuba se conoció no solo su liberación, sino la noticia del restablecimiento de relaciones con los Estados Unidos.
 

Hernández deploró que del acercamiento bilateral en la actualidad "queda muy poco ya por celebrar" porque "la mayor parte de los logros se han ido desmontando".

"Ojalá algún día podamos de nuevo celebrar una normalización de las relaciones con EE.UU. basada en el respeto mutuo a nuestra soberanía", expresó el actual vicerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales, la escuela de la diplomacia cubana.

En su opinión, "ese día debe llegar porque es lo lógico que entre nuestros pueblos existan relaciones normales pero ahora no hay mucho mas que celebrar de aquella fecha que el regreso de los cinco a la patria".

Hernández resaltó el agradecimiento del grupo al fallecido expresidente Fidel Castro, y al también exmandatario Raúl Castro por apostar por su regreso al país, así como la labor de los abogados que representaron su caso, y a las organizaciones y entidades que les han dado la oportunidad de contribuir en diferentes tareas desde su retorno a la isla.

Gerardo y Antonio -junto a Ramón Labañino- cumplían todavía condena en EEUU cuando se anunció el deshielo y ese mismo día retornaron a su país, donde fueron condecorados con el título de "Héroes de la República de Cuba", la máxima distinción que otorga el Gobierno de la isla.

En paralelo a la liberación de los agentes, el Gobierno cubano excarceló al contratista estadounidense Alan Gross, que pasó cinco años preso en el país caribeño por ayudar a comunidades judías de la isla a conectarse a internet, algo que las autoridades penalizaban entonces como actividad subversiva.

Gross fue condenado en 2009 a 15 años de prisión por "acciones contra la integridad territorial del Estado".