Aeroméxico vende boletos a Cuba tras meses de suspensión por la pandemia
El país reporta hasta la fecha 81 400 casos de COVID-19 y más de 9 mil fallecidos, ya entrados en la fase de transmisión comunitaria
Aeroméxico vende boletos a Cuba tras meses de suspensión por la pandemia

La compañía Aeroméxico anunció este jueves que reanuda la venta de boletos a Cuba, luego de tres meses suspendidos por la pandemia del nuevo coronavirus.

En el apartado sobre reservas aparecen a la venta ticketes de avión para la isla a partir del próximo 1 de julio, con un precio de aproximadamente 300 dólares en adelante.

Para la fecha de 10 de la mañana del 1 de julio solo quedan disponibles dos asientos.

 

 

Desde marzo se suspendieron los vuelos hacia La Habana, medida que se extiende hasta el 30 de junio.

Además, desde el 31 de marzo, el primer ministro del régimen cubano, Manuel Marrero, anunció la suspensión total de los vuelos a la isla, lo que significa que ni los cubanos y extranjeros residentes podrán entrar al país, salvo situaciones excepcionales.

Estas palabras fueron transmitidas en el Noticiero de la Televisión Cubana.

"El avance de la pandemia nos ha llevado a valorar la situación de los aeropuertos. Se ha tomado la decisión de suspender todos los vuelos de pasajeros a Cuba. Necesitamos eliminar el arribo de pasajeros que sigue siendo un riesgo para la salud de las personas", agregó el jerarca.

El país reporta hasta la fecha 81 400 casos de COVID-19 y más de 9 mil fallecidos, ya entrados en la fase de transmisión comunitaria.

A pesar de lo anterior, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció este 27 de mayo que la próxima semana retomará las giras presidenciales para viajar al sureste de México a inaugurar las obras del Tren Maya y supervisar los trabajos de la refinería de Dos Bocas, ubicada en su Estado natal, Tabasco. 

Son los dos proyectos económicos más importantes de su gestión, en los que se ha empecinado a pesar de recomendaciones en contra de sus consejeros y economistas de México. 

El mandatario se ha aferrado a un plan presentado el mes pasado en el que los cálculos de las autoridades sanitarias estimaban que el 1 de junio el volumen de contagios iba a mostrar una tendencia descendente. 

Los funcionarios de la Secretaría de Salud han admitido que la progresión de la pandemia en México ha sido distinta a las de las estimaciones iniciales y que algunas regiones demorarán más en disminuir sus niveles de contagio de lo previsto, como los Estados de Nuevo León, al norte, y Jalisco, al occidente. 

“A partir del lunes es muy probable que con todos los cuidados inicie una gira por el país, porque todos los estados, todas las regiones son México. Si estoy aquí cuidándome, puedo también estar en cualquier estado cuidándome y aprovecho para ver cosas. Necesitamos ir regresando poco a poco a la nueva normalidad, insisto, con cuidado”, ha dicho en su conferencia de prensa diaria de este miércoles. 

López Obrador ha detallado que el plan de su equipo es que viaje en ciclos: una semana en un recorrido por una región del país, para después volver una semana a despachar desde Palacio Nacional en el corazón de Ciudad de México.

Su trayecto incluirá ciudades como Mérida, Campeche y Palenque. El viernes llegará a Tabasco, su Estado natal, para supervisar la construcción de la refinería de Dos Bocas, en el municipio de Paraíso. Y el fin de semana recorrerá instalaciones petroleras en el Estado de Veracruz. Desde la costa del golfo de México emprenderá el regreso a Ciudad de México por tierra.