Abel Prieto critica homofobia en el Reino Unido, pero omite hablar sobre Cuba
La opinión de Prieto fue duramente criticada por usuarios de la red social, pues no tomó en cuenta que en Cuba los miembros de la comunidad LGBTI, llevan décadas siendo marginados y acosados por el sistema
Prieto habló sobre homofobia en el Reino Unido pero sobre la que vive Cuba
 

Reproduce este artículo

El escritor cubano Abel Prieto, presidente de Casa de las Américas, fue duramente criticado este viernes luego de hacer un comentario en su cuenta de Twitter sobre cómo estaba de generalizada la homofobia en el Reino Unido, décadas atrás, al punto que a un miembro de la Marina británica le fue confiscada una medalla, pero no se refirió para nada a la dura realidad que vive la comunidad LGBTI en Cuba. 

“Los gays no podían ser militares en el Reino Unido hasta el año 2000. Miembro de la Marina británica recibió una medalla por su trayectoria y buena conducta. Se la confiscaron en 1993 cuando fue sometido a una corte marcial y dado de baja por su bisexualidad”, escribió Prieto.

Se refería a un reporte del diario argentino Página 12, que informó este viernes en sus redes sobre la historia de Joe Ousalice, a quien, en efecto, le fue retirada la medalla que había ganado en las filas de ese cuerpo militar por su bisexualidad, según lo publicado por el periódico argentino.

 

 

La opinión de Prieto fue duramente criticada por usuarios de la red social, pues le achacaron que él pareció no tomar en cuenta que en Cuba, los miembros de la comunidad LGBTI, llevan décadas siendo marginados y acosados por el sistema, que les niega su participación en labores  que tengan que ver con la milicia.

“¿Y en Cuba cuándo darán las medallas a los miles de jóvenes expulsados de la UJC por afeminados, a los miles que enviaron a las UMAP por conductas "elvispreslianas"? Usted ha perdido o la razón o la vergüenza”, le escribió José Raúl Gallego, quien es, según su perfil de Twitter, periodista, profesor e investigador.

Claudia Padrón, se unió a la polémica y le espetó al escritor: “2 días atrás entrevisté a un cubano que estuvo en la Umap, en un campamento para homosexuales. Allí los metían en un tanque de agua fría en la noche como castigo. Los obligaban a trabajar 12 horas sin parar. Los tiraban a un calabozo sin ropa. Hable de eso, Abel que no estamos en Londres”.

 

 

Roberto Garcés también lo criticó.

“Ahora mismo, a finales de 2019, ¿en Cuba los homosexuales y/o lesbianas pueden ser de las FAR o del MININT? ¿Abiertamente? ¿Lxs muchachxs trans pueden ir al servicio militar?”, escribió.

El caso del marino británico, comentado por Prieto, tuvo un final feliz. Después de un cuarto de siglo llegó el resarcimiento para Ousalice, señaló Página 12.

A los 68 años, agregó, tendrá de vuelta su medalla y las disculpas del Ministerio de Defensa de su país, ya que fue “tratado de una manera que no sería aceptable hoy”.

Un vocero afirmó que “nuestra política con respecto a los homosexuales en las fuerzas armadas fue incorrecta, discriminatoria e injusta para las personas involucradas”. Los gays no podían ser militares en el Reino Unido hasta el año 2000.