Festival Cine por la Democracia: oportunidad para denunciar decretos contra expresión y creación en Cuba

En el evento online organizado desde Colombia, se proyectan las películas de cuatro cineastas cubanos y se debe acerca del cine independiente en la isla. Una participante lo definió como oportunidad para denunciar "los decretos espurios que vienen coartando las libertades de expresión y creación en Cuba"
Directores de cine independiente cubano. Foto: Tomada de Radio Televisión Martí
 

Reproduce este artículo

Por Exilda Arjona Palmer

 

En Colombia se celebra el segundo Festival de Cine por la Democracia. Se desarrolla en 10 universidades del país y por las características de este año es un evento virtual.

En el mismo, se proyectan las películas de cuatro cineastas cubanos y se debe acerca del cine independiente en la isla. También están invitadas las comunicadoras María Matienzo y Martha María Ramírez, esta última muy inmersa en el mundo audiovisual.

Martha María Ramírez comentó acerca del objetivo primordial de este festival enfocado en el tema Cuba, y que contará acerca del audiovisual independiente, en las voces de sus realizadores a través de debates y conversatorios contando esa Cuba tan difícil de explicar en el interior de las izquierdas latinoamericanas y en este caso colombianas.

“Fui invitada para llamar la atención sobre la presencia de las mujeres directoras en el cine independiente; se ha dado un debate muy fuerte en las redes sociales acerca de la ausencia del género femenino en este Festival”, nos dice.

También explica que estará presentando el fondo para audiovisuales independientes de Cuba lanzado por Instar, un crowdfunding impulsado por la artista cubana Tania Bruguera. Nos contó además que se realizarán dos conversatorios muy importantes; uno será sobre la censura y el otro sobre el estado del cine independiente en términos productivos y formales.

Marta María Ramírez destacó que el evento es una oportunidad para denunciar el Decreto 373, acompañado del resto de los decretos espurios que vienen coartando las libertades de expresión y creación en Cuba.

Uno de los cineastas independientes invitados a esta jornada es Ricardo Figueredo Oliva, con obras tan puntuales como “La singular historia de Juan sin nada” (2016) y “La teoría cubana de la sociedad perfecta” (2019), dos de sus documentales que podrán ser apreciados y debatidos en el Festival.

Ricardo nos comenta que agradece participar en este evento, que es un honor representar el mundo audiovisual independiente y de que sus documentales sean proyectados. Añade que quisiera que esto sucediera en Cuba, pero la censura se lo impide.

“En mi caso, la censura es lo que no me deja exhibir mis películas en los lugares donde se debatan y puedan crear conciencia, por lo tanto, siempre que proyecten mis películas en cualquier espacio que genere un debate, para mí es importante. Es lamentable que en mi país no pueda ser porque me gustaría tener esa conversación con mis coterráneos; todos mis documentales se basan en el respeto, no trato de ser partidista solo de exponer los problemas de las personas”, afirma el realizador.

Nos cuenta además como durante la pandemia pudo realizar un cortometraje llamado “Rojo, amarillo y verde”, que será estrenado en el Festival de Cine en Democracia, y que es uno de los realizadores que tendrá más obras participando y que está muy contento con la invitación a eventos como estos donde se reflexiona para entender a la sociedad cubana.

Al preguntarle a la escritora, comunicadora y periodista María Matienzo sobre su participación en el evento, nos dice que considera que su invitación se desprende desde el punto de que es periodista independiente.

“Eso lo voy a dejar bien claro, lo que es seguro es que el festival abarca el mundo del arte independiente, cómo el arte de esta forma debe permearse de conceptos que están ausentes en el sistema oficial, cómo es el discurso de género en un mundo de hombres”, nos explica.

Las mujeres siempre han sido invisibilizadas en el cine oficial e independiente, donde aún impera el machismo, dijo.

Sí existe el cine hecho por mujeres y con un discurso marcado, cineastas que quieren dar más desde ese espacio. El cine cubano sigue teniendo un rostro masculino, aunque las mujeres sean la fuente de inspiración, afirma categóricamente la periodista y escritora María Matienzo.

Con diferentes puntos de vista los entrevistados coinciden en que el Festival de Cine por la Democracia es un espacio fundamental para entender lo que se hace en materia de cine independiente en Cuba y la necesidad de espacios abiertos a la creación fuera de los cánones oficialistas.

El Festival que se desarrolla en Colombia concluye el 13 de noviembre.

 

(Tomado de Radio Televisión Martí)