Vicente Fernández sale de intensiva y se mantiene estable

El cantante mexicano se encontraba desde agosto en terapia intensiva, pero ha mostrado mejorías, aunque el proceso de recuperación será largo
Vicente Fernández
 

Reproduce este artículo

El cantante mexicano Vicente Fernández salió este 27 de octubre del área de terapia intensiva del hospital privado de Guadalajara donde se encontraba internado desde el pasado mes de agosto, confirmaron sus médicos en un comunicado de prensa.

"Nos es grato informarles que el señor Vicente Fernández se encuentra fuera del área de terapia intensiva, en habitación hospitalaria, donde continuará con su tratamiento y rehabilitación", precisaba el comunicado firmado en conjunto con la familia del artista de 81 años.

Los médicos precisaron que este cambio de internamiento permitirá que el “Charro de Huentitán” cuente con más acompañamiento de su familia y "con una mayor interacción y respuesta hacia la recuperación".

El charro llegó a principios de agosto a un hospital privado de Guadalajara luego de una peligrosa caída en su hogar. Esta le provocó diferentes golpes en la zona del cervical cercano al cráneo. Luego de un examen se supo que se había lastimado la médula y se había quedado sin movimientos de brazos y piernas.

Ya en el hospital el artista fue sometido a una cirugía de urgencia que le provocó un deterioro respiratorio. Desde entonces estuvo con respiración artificial y sedado completamente para facilitar su recuperación. Fernández ya padecía el síndrome Guillain-Barré, una afección en la que el sistema inmunológico ataca los nervios y que puede llegar a producir una parálisis.

Los encargados de su recuperación informaron que este continúa "estable, más alerta y cooperador en la terapia de rehabilitación". Añadieron que “la recuperación de su movilidad es lenta, pero progresiva y su esfuerzo respiratorio es débil, por lo que continúa con soporte de forma intermitente”.

A lo largo de su vida Fernández ha superado diversas enfermedades, como un cáncer de próstata en 2002 y la extirpación de un tumor en el hígado en 2012. Un año más tarde una trombosis le hizo perder la voz y en 2015 se sometió a una cirugía para extraer unas hernias abdominales.