Serie “The Alienist” regresa a la TV con una historia sobre la guerra de Cuba a finales del siglo XIX
The Alienist, la serie de misterio que debutó en el año 2018, presentó una nueva historia basada en el Nueva York de finales del siglo XIX, cuando se gestaba la entrada de EE.UU. en la guerra de independencia de Cuba contra España
Daniel Brühl, Dakota Fanning y Luke Evans en The Alienist
 

Reproduce este artículo

The Alienist, la serie de misterio que debutó en el año 2018, estrenó este jueves su segunda temporada, titulada “Angel of Darkness”, con una “premier” virtual que presentó una nueva historia basada en el Nueva York de finales del siglo XIX, cuando se gestaba la entrada de EE.UU. en la guerra de independencia que Cuba mantenía contra España.

A diferencia de otros formatos, la cadena de televisión TNT decidió que la continuación de la serie fuera una secuela independiente, con los mismos protagonistas -los famosos actores Daniel Brühl, Dakota Fanning y Luke Evans-, pero envueltos en una nueva trama de intriga sobre la violencia y corrupción en la isla de Manhattan en 1897.

Fanning se convierte en la líder de esta temporada, en la que su personaje, Sara, abre su propia agencia de detectives donde los clientes principales son mujeres ricas que aparentemente quieren espiar a sus criados, aunque esconden muchos más secretos oscuros.

Al igual que la primera entrega, “The Alienist: Angel of Darkness” se basa en la segunda novela de Caleb Carr sobre una serie de asesinatos de menores que tienen en vilo a la ciudad y que en esta ocasión envuelven a la hija de un diplomático español, y ahí es donde entra el tema cubano en esta producción de Hollywood.

El debut de esta ficción marca un verano repleto de series de época como la nueva Perry Mason o Penny Dreadful: City of Angels, que en su lugar viajan hasta la edad dorada de Los Ángeles en 1930.

 

Una premiere 100 % virtual en pandemia

Para presentar "The Alienist: Angel of Darkenss" en plena pandemia por el coronavirus, TNT se inventó una “premier” virtual en la que además de proyectar el primer episodio, presentó una serie de misterios y juegos que los espectadores debían resolver conjuntamente.

La ingeniosa iniciativa es una de las maneras que Hollywood ha tenido que hallar para promocionar sus estrenos sin las habituales alfombras rojas o grandes eventos de farándula y espectáculos, clausurados desde marzo.

La industria del entretenimiento también ha tenido que establecer nuevos protocolos para sustituir sus tradiciones. Durante las semanas de confinamiento se han visto desde entrevistas con estrellas por videollamada a lanzamientos por internet acompañados de envío de paquetes con sorpresas para los seguidores.

 

(Con información de EFE)