Músicos se unen contra el racismo: el show debe parar
La industria musical y los artistas detienen toda su actividad este martes, en solidaridad con la comunidad negra y las protestas antirracistas que se realizan en varias ciudades de Estados Unidos
Músicos
 

Reproduce este artículo

Desde Madonna a Ricky Martin, pasando por Olga Tañón o Mick Jagger, los artistas de cualquier nacionalidad y en cualquier parte del mundo se han unido al llamado de las casas discográficas bajo el lema: “BlackOut Tuesday”.

La industria de la música –que incluye a sellos discográficos, compañías de streaming y, por supuesto, a los propios músicos– lanzó una iniciativa de forma casi espontánea y pocos han quedado ajena a la misma, solo hay que dar un repaso por Instagram para darse cuenta de cuán lejos ha llegado este llamado solidario.

Según el llamado los sellos discográficos se comprometieron a detener la actividad comercial de este martes, en solidaridad con la comunidad negra y las protestas. Sus empleados no trabajarán en todo el día y sus artistas suspenderán cualquier acción que estuviera agendada.

Desde sus redes sociales Sony Music, por ejemplo, expresó: “El martes 2 de junio Sony Music orgullosamente formará parte de ‘Blackout Tuesday’. Nos unimos de manera solidaria con la comunidad afroamericana, nuestros artistas, empleados, colegas y líderes de la comunidad en la lucha contra la injusticia y desigualdad racial”.

Mientras desde Universal Music proponen “un día para contemplar, conectar y organizarse. Estamos con la comunidad negra. #ElShowDebePausarse”.

Mick Jagger dijo en su cuenta de Twitter: “Es desgarrador ver a los Estados Unidos lastimándose nuevamente por cuestiones de raza. Estaré con mis compañeros artistas y observaré el apagón este martes para combatir la discriminación racial y la injusticia social”.

El líder de los Rolling Stones vivió de muy cerca un hecho criminal y racista que cambió la historia del rock and roll y de los shows en vivo. Fue el 6 de diciembre de 1969, cuando Meredith Hunter, un joven afroamericano fue asesinado en un concierto gratuito que dieron los Rolling Stones en el circuito de Altamont, al norte de California.

Además de Sony y Universal, otras compañías se involucraron, como Spotify, Deezer, Capitol Music Group, Columbia Records, Island Records, Pulse Music Group, Reservoir, Republic Records, Virgin EMI y Warner Records, entre muchas otras alrededor del mundo.

Los artistas también dieron su apoyo a través de las redes sociales, uniéndose al Blackout Tuesday y de un modo más realista, al pagar las fianzas de las personas que fueron arrestadas durante las marchas de estos días.

Uno de ellos fue Harry Styles, que además de colaborar en pagar las multas de los detenidos en las protestas publicó en su cuenta de Twitter: “Hago cosas todos los días sin miedo, porque soy privilegiado, y soy privilegiado todos los días porque soy blanco. No ser racista no es suficiente, debemos ser antirracistas”.

Hasta Taylor Swift criticó sin piedad al presidente Donald Trump con un tuit: “Después de avivar los fuegos de la supremacía blanca y el racismo en toda su presidencia, ¿tiene el descaro de fingir superioridad moral antes de amenazar con la violencia? “¿Cuándo comienza el saqueo comienza el tiroteo”?

Otras estrellas de la música como Justin Bieber, Lady Gaga y Madonna también manifestaron su dolor por el asesinato de Floyd y colaboraron económicamente para que liberaran a las personas detenidas en las manifestaciones.

La reina del pop comentó en un posteo de Instagram: “La gente ha salido a protestar en Estados Unidos por el brutal asesinato de George Floyd y muchos otros. Y tienen el derecho a hacerlo como americanos que son. Ha llegado el momento, le guste o no a Trump. Él no puede parar esto. ¡Si no hay justicia, no hay paz!”.