La maravillosa voz de este joven cubano sorprende en las redes
José Enrique Morales Besada, víctima de un ataque homofóbico en 2017, ahora sorprende interpretando las voces masculina y femenina del tema "Vivo por ella".
José Enrique Morales Besada
 

José Enrique Morales Besada, un joven cubano que sufrió una brutal golpiza en 2017 compartió este viernes un video en su canal de YouTube en el que interpreta tanto la voz masculina como la femenina del tema "Vivo por ella" de los cantantes Andrea Bocelli y Marta Sánchez.

"La música para mí lo es todo...", escribió el joven al publicar el video. "El día que no canto para mí no cuenta... no fui a ninguna escuela ni vengo de una familia de artistas... pero el arte, en todas sus ramas, la llevo en mis venas y contra eso no puedo... gracias a todos ustedes cada día somos más en esta gran familia cibernética.... gracias miles por el apoyo amigos Dios los bendiga siempre".

En junio de 2017, Morales Besada fue víctima de un ataque homófobo que, según denunció el propio joven a varios medios de comunicación independientes, fue cerrado con solo una multa para los agresores.

Pocos meses después, en noviembre del mismo año, el joven cubano contó al diario digital 14ymedio que siempre había soñado con convertirse en cantante profesional. Según la publicación, se presentaba en fiestas y en instalaciones turísticas con temas de pop, baladas, clásicos en inglés y música popular bailable.

Sin embargo, después de la agresión homofóbica que sufrió quedó tan maltratado que pensó que no podría volver a cantar. "Cada vez que hablo tengo una sensación muy extraña, así no puedo cantar porque no logro modular bien la voz", dijo a 14ymedio.

El golpe asestado con una botella le provocó la pérdida de varios dientes, le destrozó parte de la encía y le provocó la fractura de la mandíbula. No obstante, después de varias operaciones para corregir los daños que provocó el ataque homófobo, el joven ha demostrado que puede seguir cantando.

Después que el joven cubano relatara en sus redes sociales los sucesos, que ocurrieron en la ciudad de Morón, en Ciego de Ávila, el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), la institución dirigida por Mariela Castro Espín, aseguró que estaba investigando el caso.

Sin embargo, la intervención de la institución oficial no alcanzó para que los tribunales cubanos condenaran a los dos agresores. Morales Besada también contó a 14ymedio que la Fiscalía desestimó la celebración de un juicio y saldó el caso con una multa contra ambos.

Aunque la prensa oficial no publica casos de ataque de odio contra personas LGBTI+, cada vez más los medios independientes han dado cuenta de hechos violentos contra personas gais, lesbianas, bisexuales y transexuales, en base a su orientación o su identidad de género.

Por su parte, el Código Penal cubano no tipifica el delito de odio.