La OEA fue la que hizo fraude electoral en Bolivia, asegura Evo Morales
El expresidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que fue en todo caso la OEA la que cometió fraude electoral en los comicios de octubre de 2019, en ese país andino
Expresidente de Bolivia, Evo Morales, en un acto político en Buenos Aires. Efe/Archivo

Si acaso hubo fraude electoral en los comicios del año pasado en Bolivia, ese fue cometido por la Organización de los Estados Americanos, la OEA, afirmó este viernes el expresidente de ese país, Evo Morales

"Muchos organismos (sostienen) que no hubo fraude el 20 de octubre en Bolivia. Si hubo fraude, fue de la OEA (...). La derecha nos acusa de que hicimos fraude, ahora habrá que ver cuál fue el fraude", aseveró el exmandatario en una rueda de prensa en Mendoza, en el oeste de Argentina.

Recientemente, un reporte periodístico publicado por el influyente diario estadounidense The Washington Post, concluyó que no se encontró “ninguna evidencia de ninguna anomalía”, y eso sugiere “que no hubo irregularidades significativas” a favor del entonces expresidente Morales.

De esa forma el periódico contradijo los informes de auditoría de la OEA que sí afirmaron hubo serias irregularidades en las elecciones de octubre de 2019.

No obstante, la OEA reiteró el pasado viernes las conclusiones de dicho informe -que desembocó en la destitución y salida del país de Evo Morales en noviembre-, afirmando que las votaciones "demuestran inequívocamente que hubo 'manipulación intencional' de las elecciones".

 

 

"Las universidades más famosas de América Latina y Europa dijeron que no hubo fraude y piden a la OEA que se retracte y (haga) una profunda investigación de quiénes han ido a la auditoría electoral", subrayó Morales.

Bolivia realizó el 20 de octubre de 2019, unas turbulentas elecciones presidenciales que terminaron en una convulsión política de grandes dimensiones en el país, luego de que el ente electoral diera el triunfo a Evo Morales, en medio de denuncias de fraude electoral.

Morales renunció a la presidencia el 10 de noviembre, tras alegar que se había fraguado un golpe de Estado en su contra, y dos días martes llegó a México. Ahora reside en Argentina, desde donde comanda la campaña electoral de su partido, Movimiento al Socialismo (MAS), de cara a los comicios del próximo 3 de mayo.

Respecto a la inhabilitación de su candidatura como senador en las próximas elecciones del 3 de mayo, Morales enfatizó que no existe "ningún argumento técnico o jurídico" que justifique la decisión del Tribunal Supremo Electoral, un organismo que, agregó, hasta el 18 de abril "puede inhabilitar" a otros candidatos del MAS.

"En este momento, cualquier impugnación es para inhabilitar a nuestros candidatos (...). Intentaron destrozar, acabar con el MAS, no pudieron. Ahora intentan proscribir a algunos candidatos o candidatas", señaló.

(Con información de Efe)