Skip to main content

Critican a Unión Europea por reunirse con Miriam Nicado, funcionaria vinculada a “censura y represión” en Cuba

La rectora de la Universidad de La Habana, Miriam Nicado, ha sido acusada reiteradamente de facilitar la “censura y la represión” en centros de altos estudios cubanos

Image
Miriam Nicado, rectora de la Universidad de La Habana y funcionaria del régimen
Captura de pantalla | Miriam Nicado, rectora de la Universidad de La Habana y funcionaria del régimen

Actualizado: 7 November, 2022

 

El historiador y activista católico Leonardo Fernández Otaño criticó recientemente a la representación de la Unión Europea en Cuba por reunirse con la rectora de la Universidad de La Habana (UH), Miriam Nicado García, acusada de facilitar la “censura y la represión” en centros de altos estudios de la isla.

Fernández Otaño manifestó en Twitter: “Aún espero la respuesta de la rectora Nicado por mi expulsión de la UH. En cambio, la Unión Europea en Cuba en lugar de ayudar a la sociedad civil, sigue creando alianzas con directivos vinculados a la censura y la represión”.

El intelectual y activista por la democracia hizo sus declaraciones en respuesta a un encuentro del 3 de noviembre entre la funcionaria del Ministerio de Educación Superior y la embajadora de la UE en la isla, Isabel Brilhante.

Según la Unión Europea, en la reunión se habló sobre “las oportunidades de capacitación e intercambios entre académicos, estudiantes e investigadores de la UE y Cuba”. Por su parte, Fernández Otaño, detenido durante una manifestación pacífica en julio de 2021, le cuestionó al organismo “por qué no se reúnen con los académicos acosados o críticos”.

En junio del presente año Otaño denunció que fue expulsado del programa de doctorado en la Facultad de Filosofía, Historia y Sociología de la Universidad de La Habana. Según el Observatorio de Libertad Académica (OLA), el responsable directo de la medida fue el profesor Dr. Sergio Guerra Vilaboy, coordinador del programa.

“Mis criterios políticos en el espacio público, la participación en la manifestación frente al ICRT el 11 de julio, mi papel como coordinador de la Plataforma Archipiélago y el acompañamiento que realizo a las familias de los presos políticos”, son algunas de las razones por las que fue vetado Fernández Otaño, según denunció.

Poco después, en septiembre, la organización no gubernamental hizo “un llamado a las universidades del mundo democrático para no otorgarle legitimidad a responsables de la discriminación ideológica y la persecución política en Cuba”, como Vilaboy y Nicado.

Miriam Nicado, quien se define en Twitter como "revolucionaria por siempre", fue vicerectora de la Universidad Central "Marta Abreu", de Las Villas, (UCLV) y rectora de la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI). Además, está ubicada en las principales instancias de poder en la isla como miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba e integrante del Consejo de Estado.

A inicios de octubre, Nicado fue señalada por activistas, investigadores y organizaciones que criticaron una visita de Xavier Billingsley, funcionario de la Embajada de EE. UU., a la Universidad de La Habana.

“El intercambio fue fructífero para el fortalecimiento de relaciones académicas entre la Universidad de La Habana y los Estados Unidos”, informó la UH sobre la reunión del 5 de octubre entre Billingsley y Nicado.

El Observatorio de Libertad Académica rechazó el encuentro y denunció que la rectora Nicado “se ha encargado de perpetuar la violación de derechos en el sistema cubano de enseñanza superior”. De acuerdo con OLA, la Universidad de La Habana es el centro de educación con más violaciones a la libertad académica en el país.

También el periodista e investigador cubano José Raúl Gallego, radicado en México, se pronunció al respecto: “Este funcionario de la Embajada de EE. UU. que posa sonriente debe saber que se retrata junto a una funcionaria responsable desde hace años de la represión en dos universidades a profesores y estudiantes por motivos políticos”.

Por su parte, la activista Salomé García Bacallao señaló que EE. UU. “continúa su acercamiento con instituciones represivas en Cuba”. La miembro del Grupo de trabajo sobre detenciones políticas Justicia 11J, expresó que la dirección de la UH es parte efectiva del aparato estatal que se activa para movilizar a represores civiles.

“Ninguna institución escapa del aparato totalitario. El engagement es política fallida”, concluyó García Bacallao, quien es artista y editora.


Derechos Humanos