Tenista china reaparece tras días desaparecida

"Ella está bien, que era nuestra principal preocupación", dijo al respecto el presidente del COI
Tenista
 

Reproduce este artículo

La tenista china Peng Shuai reapareció después de varios días desaparecida y dijo que estaba sana y salva durante una videollamada este 21 de noviembre, según dijo en un comunicado del Comité Olímpico Internacional (COI).

Según este informe, Thomas Bach, presidente del COI había hablado con Peng durante 30 minutos. “Ella está bien, que era nuestra principal preocupación", se lee en el mensaje. La tenista de 35 años había desaparecido durante casi tres semanas luego de acusar de agresión sexual a Zhang Gaoli, un alto cargo del régimen comunista chino.

Su ausencia provocó una preocupación mundial y varias estrellas del tenis internacional y deportistas en general pidieron a China que dieran pruebas de que la deportista se encontraba bien y en libertad.

"Al comienzo de la llamada de 30 minutos, Peng Shuai agradeció al COI por su preocupación por su bienestar", añade el comunicado de la organización.

Según el comunicado ella había precisado que estaba bien y a salvo, viviendo en su casa en Pekín, pero que le gustaría que se respetara su privacidad en este momento. "Ella prefiere pasar su tiempo con amigos y familiares en este momento. Sin embargo, seguirá participando en el tenis".

La declaración del COI también incluyó una imagen de la videollamada en la que se veía a Peng sonriendo a la cámara, en conversación con el presidente Bach. La preocupación por la aparente desaparición de la tenista de la vida pública llevó a los medios del oficialismo a publicar imágenes y videos donde aparentemente todo estaba bien.

Cómo suelen hacer en los regímenes de este tipo, un periodista de los medios estatales publicó un video en Twitter que mostraba a Peng sonriendo mientras estaba de pie con unos funcionarios en un torneo de tenis en la capital china.

Los organizadores del evento también publicaron fotos de la jugadora en la página oficial. Un día antes Hu Xijin, un editor del Global Times, un medio de comunicación oficialista, había publicado dos clips donde se veía a la jugadora haciendo vida social en su país de origen.