¡Otro ridículo en deporte cubano!: entregan teja con grados de Comandante

El suceso ocurrió en Matanzas, cuando el entregaron al capitán de los Cocodrilos, Eduardo Blanco, una teja pintada con la frase castrista de "Patria o Muerte"
Deporte teja
 

Reproduce este artículo

El suceso ocurrió en Matanzas, cuando autoridades gubernamentales entregaron al capitán del equipo de béisbol de esa provincia, Eduardo Blanco, lo que parece una teja, “adornada” con los grados de Comandante, que utilizara el extinto dictador cubano, Fidel Castro.

“Cuando piensas haberlo visto todo de los comunistas vienen y le dan una teja con los grados de Fidel Castro al capitán del equipo de Matanzas en la Serie Nacional. Es como si quisieran hacer el ridículo a propósito”, escribía en Twitter el especialista en ese deporte, Yordano Carmona.

En la imagen aparecen dos personas con mascarilla, uno de ellos, Blanco, sosteniendo una teja pintada de verde, con grados de Comandante y la frase del castrismo: “Patria o Muerte. Venceremos”. Al parecer es la entrega del algún “reconocimiento” en la previa de la 61 Serie Nacional, porque se observan los montajes típicos de los “actos revolucionarios”.

“Eso se va con el primer ciclón que venga”, “En Revolución todo es posible” o “Los comunistas cada día se superan más”, fueron algunos de los comentarios que usuarios de la isla dejaron a la publicación de Carmona.

En el abanderamiento del equipo, según la prensa local, Blanco había dicho que “en lo personal pienso hacer lo de siempre, ayudar a la defensa y al bate, asumir el liderazgo que me caracteriza dentro y fuera de los diamantes beisboleros”. También pedía “apoyo y confianza a la afición de los Cocodrilos” para recuperar la corona que perdieron la pasada temporada contra los Alazanes de Granma.

“La misión no es imposible, tenemos un gran equipo y el primer paso será incluirse entre los ocho clasificados a la etapa de play-off”, concluía el jardinero central de los Cocodrilos, antes de firmar otra especie de “compromiso moral”.

Sobre los ridículos de las autoridades deportivas cubanas es un “no parar”. Hace algunos meses daba la vuelta al mundo, el recibimiento de un boxeador en Ciego de Ávila, con calabazas, detergente y pomos de aceite, entre otros productos que solo provocaron burlas en las redes sociales.