Ridículo de la pelota cubana: ¡Pierden ante Curazao en Copa del Caribe!

Ni en un torneo de poca monta como la Copa del Caribe el béisbol cubano puede terminar en primer lugar
Pelota Cubana
 

Reproduce este artículo

El seleccionado de béisbol de Cuba volvió a protagonizar otro ridículo en la arena internacional cuando ni en un torneo de poca monta como lo fue la III Copa del Caribe en Curazao pudo terminar en el primer puesto.

El partido de pelota terminó 4 a 3 a favor de los locales, los mismos a quienes los dirigidos por el manager tunero Pablo Civil vencieron antes con pizarras de 14 a 7 y 7 a 0. Esta era la única esperanza de la Federación de Béisbol para adornar con algo sus fracasos, pero ni para eso sirvió.

Según reportó la prensa oficialista, el antesalista cubano Pavel Quesada se llevó los máximos honores individuales del certamen, al ser proclamado como jugador más valioso. Ambos elencos llegaron empatados 1 a 1 al octavo episodio, momento en que la selección anfitriona produjo tres anotaciones al pitcheo cubano e inclinó la balanza a su favor. Los criollos, con dos rayitas en la parte baja de esa misma entrada, no pudieron darle vuelta al score y quedaron en ridículo.

El line up cubano abrió con Santiago Torres como primer bate y campocorto; Denis Laza y Yoelquis Guibert defendieron los jardines derecho y central como segundo y tercer bate respectivamente. Mientras, el antesalista Pavel Quedada se mantuvo como cuarto madero seguido por Guillermo García (primera base), Yasniel González (jardinero izquierdo) y Jefferson Delgado (bateador designado) en los turnos de mayor responsabilidad ofensiva. Andrys Pérez en la receptoría y Osvaldo Abreu, como camarero.

Algunos periodistas de la isla daban por sentado que por la baja calidad del torneo donde jugaban además de Cuba y Curazao, Perú e Islas Vírgenes, los cubanos ganarían con facilidad.

“Nada justifica la asistencia a un evento que no tiene ninguna implicación clasificatoria y sin compromisos competitivos cercanos”, decía la destacada Elsa Ramos sobre el paso de Cuba en esa lid.

“Que Cuba necesita agarrarse de lo que aparezca luego de que no se vislumbra a corto plazo, ni a mediano, un evento beisbolero internacional, es verdad. Pero hay eventos y eventos. No es por ese camino que podamos soñar con regresar al menos del top ten mundial del béisbol, un retorno que debemos hacer cuesta arriba y que nos costará algo más que ansias”, añadía esta.