MLB: Campeonato y coronavirus para los Dodgers
Los Dodgers de Los Ángeles conquistaron su primer título de Serie Mundial desde 1988 tras derrotar 3 carreras por 1 a las Rayas de Tampa Bay y protagonizaron un cierre histórico para la temporada recortada de 2020
MLB: Campeonato y coronavirus para los Dodgers
 

Reproduce este artículo

Los Dodgers de Los Ángeles conquistaron su primer título de Serie Mundial desde 1988 tras derrotar 3 carreras por 1 a las Rayas de Tampa Bay y protagonizaron un cierre histórico para la temporada recortada de 2020.

El tercera base Justin Turner fue retirado del partido luego de que MLB notificase a los Dodgers de que este era positivo a la COVID-19, algo que no detuvo al equipo de California para obtener el título utilizando 7 lanzadores en el choque.

El campocorto Corey Seager fue nombrado Jugador Más Valioso de la serie por su gran aporte ofensivo que condujo a los Dodgers a su séptimo título de MLB, luego de fallar en 3 de los últimos 4 años.

El partido decisivo comenzó con el décimo jonrón en la postemporada para el cubano Randy Arozarena, quien se convirtió así en el primer jugador en la historia de la liga en alcanzar dobles dígitos en jonrones en unos playoffs.

Randy, quien además consiguió un sencillo en 4 turnos válidos, finalizó la Serie Mundial con línea ofensiva de .364/.462/.773, 3 vuelacercas y 4 remolques en 22 turnos al bate, una producción de ensueño para un novato.

En el choque de este martes fue el único jugador de las Rayas en conseguir múltiples jits, en una noche marcada por el dominio del pitcheo y una polémica decisión del mánager de Tampa, Kevin Cash.

Tras haber trabajado 5 entradas y un tercio en los cuales ponchó a 9 rivales y permitió solo 2 jits en apenas 79 lanzamientos, el zurdo Blake Snell fue sustituido por Cash, ante el asombro de los aficionados al béisbol en todo el mundo.

El estelar abridor de Tampa se convirtió en el primer lanzador en registrar 2 salidas de 9 o más ponches y 2 o menos jits en Series Mundiales y declaró tras el partido que se encontraba en perfectas condiciones para continuar lanzando cuando su mánager lo sacó del choque.

De inmediato, Mookie Betts conectó doble al relevista Nick Anderson, quien luego cometió un wild pitch y permitió una conexión de Seager para permitir a los Dodgers tomar ventaja 2-1 en la pizarra.

Más allá de las opiniones, la decisión de Cash marcó el destino del choque y de la Serie completa, un desenlace que el propio Betts se encargó de reafirmar con jonrón solitario abriendo el noveno inning.

Mucho más polémica que la decisión de Snell fue la de las autoridades de MLB, con el comisionado Rob Manfred a la cabeza, al permitirle a Turner regresar al terreno a celebrar el título junto a sus compañeros.

Primero con mascarilla y luego sin ella, el veterano pelotero abrazó a sus compañeros y posó junto a ellos para la foto con el trofeo, convirtiéndose en el primer caso positivo que registra la MLB en 59 días.

“Gracias a todos los que han preguntado. Me siento muy bien, sin ningún síntoma”, escribió Turner en Twitter minutos antes de bajar al terreno en Texas.

De esta forma finaliza una temporada de MLB que estuvo llena de incertidumbre de principio a fin y en la cual la organización no consiguió manejar con suficiente cuidado la pandemia que azota al mundo hace casi un año ya.