Presunto atentado deja tres muertos en Francia

El gobierno de Francia ha decidido elevar el nivel de seguridad del país a “urgencia de atentado”, luego de que este jueves un atacante asesinase a tres personas e hiriera a varias más con un arma blanca en una iglesia de Niza
Presunto atentado deja tres muertos en Francia
 

Reproduce este artículo

El gobierno de Francia ha decidido elevar el nivel de seguridad del país a “urgencia de atentado”, luego de que este jueves un atacante asesinase a tres personas e hiriera a varias más con un arma blanca en una iglesia de Niza.

Según el reporte de la agencia AFP, el atacante irrumpió en la basílica Notre-Dame de la Asunción de esa ciudad armado con un cuchillo y gritó varias veces “Alá Akbar” (Alá es el más grande), antes de asesinar a dos mujeres y al sacristán de la iglesia.

Identificado por varios testigos como un joven de unos treinta años que dijo llamarse Brahim, el atacante fue herido por disparos durante la intervención policial y llevado a un hospital de la ciudad bajo custodia.

La fiscalía antiterrorista francesa abrió una investigación tras el ataque que se produjo menos de dos semanas después del asesinato por decapitación del profesor Samuel Paty en una pequeña localidad ubicada a 50 km de París, por haber mostrado en clase caricaturas del profeta Mahoma.

El ataque fue condenado como “cobarde” y “salvaje” por el primer ministro francés Jean Castex y fue condenado por el Vaticano en comunicado oficial del Papa Francisco en la persona de su portavoz Matteo Bruni.

El atacante de Niza también intentó decapitar a una de sus víctimas, síntoma que ha llevado a las autoridades del país a considerarlo como una serie de actos terroristas, aunque aún no se confirman vínculos entre este y el mencionado asesinato del profesor.

El alcalde de Niza, Christian Estrosi, dijo a la prensa que el individuo repetía la frase aún después de sedado, por lo que no tiene dudas de que se trata de un acto impulsado por la violencia religiosa y racial, e instó a las autoridades nacionales a “acabar con esto de una vez”.

La Conferencia de Obispos de Francia (CEF) describió como "incalificable" el ataque que se produjo a unos días de la fiesta católica de Todos los Santos y llamó a todas las iglesias del país a repicar sus campanas a las 3:00 de la tarde en honor a las víctimas.

El delegado general del Consejo Francés de la Fe Musulmana (CFCM), Abdallah Zekri, dijo a la AFP: "Sólo puedo condenar enérgicamente la cobardía de este acto contra personas inocentes".

La ciudad de Niza fue azotada por otro acto terrorista en 2016, cuando el conductor de un camión arremetió contra una multitud que celebraba el Día de la Bastilla (14 de julio) y provocó la muerte de 86 personas.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron anunció de inmediato que se dirigía a la sureña ciudad de Niza, en donde se espera permanezca hasta que se aclaren los motivos del hecho.