Conmovedora denuncia al gobierno de excampeona mundial cubana postrada por enfermedad

“Ahora nadie se acuerda de mí, ni de quién soy, ni de quién fui y mucho menos de lo que aporté”, escribió la exatleta
atleta
 

Reproduce este artículo

La excampeona mundial de la jabalina juvenil, Marisleysis Duharte Morell, denunció en redes sociales el abandono en que la tienen las autoridades deportivas del país tras su salida del deporte activo debido a una enfermedad degenerativa.

“Fui campeona mundial de atletismo en la modalidad del lanzamiento de la jabalina, donde aporté varias medallas a mi país, pero según yo iba triunfando mi enfermedad fue avanzando. Esta comenzó estando en la manos del INDER, donde ahora nadie se acuerda de mí, ni de quién soy, ni de quién fui y mucho menos de lo que aporté como deportista a la nación”, escribió la exatleta en un amplio texto publicado en su perfil de Facebook.

La joven santiaguera, de solo 22 años, explicó que comenzó con la enfermedad de esclerodermia a los 18 años de edad, en plena carrera deportiva, y que, desgraciadamente, no pudo continuar, pues su padecimiento le impide caminar.

“He ido varias veces a instituciones del gobierno y no he podido resolver que me ayuden en nada de lo que yo necesito y realmente me hace falta. No tengo ayuda por ninguna parte de las personas que yo esperaba ni de la institución en la que me encontraba”, agregó.

“En nuestro país se habla de derechos humanos, pero en estos momentos no sé dónde están porque en la situación que me encuentro creo que tengo DERECHO a ser mejor atendida, tengo DERECHO a ser mejor y más tratada y tengo DERECHO a una mejor atención por parte del INDER y por parte del gobierno cubano”, siguió diciendo.

La exmundialista contó que la “ayuda económica” que recibe por parte del gobierno le fue rebajada a 800 pesos mensuales, una cifra que está por debajo del salario mínimo en Cuba. Agrega que ese dinero no le alcanza “ni para alimentos, ni medicamentos”.

“¿Díganme si una persona en estas condiciones puede seguir subsistiendo y cómo vivo y de qué me mantengo? Si no puedo hacer nada y no puedo seguir viviendo de la merced de otros”, continuó.

“No puede ser posible que tenga que recoger migajas que otros dejen por el simple hecho de estar sentada sin poder valerme de mí misma y nadie se preocupe por saber en qué condición me encuentro o si sigo viva o si dejé de existir. Espero que alguien me envíe sus comentarios y si algunos de los dirigentes de mi país lee esto o ve mis fotos, por favor les pido, díganme qué hago o simplemente visítenme si pueden, para que vean la realidad con sus propios ojos. Es una invitación que les hago verdaderamente, los estaré esperando”, concluyó.

 

Recomendaciones

 

Relacionados